Thunder Power presenta un deportivo eléctrico en Frankfurt

0
653

El Thunder Power Sedan es una berlina eléctrica con dos configuraciones de potencia diferentes, recargable en media hora y capaz de alcanzar los 650 km de autonomía y cuyo precio rondará los 63.000 dólares. 

La empresa taiwanesa Thunder Power, especializada en la fabricación de componentes y herramientas eléctricas para el  automóvil, ha presentado en Frankfurt un sedán deportivo totalmente eléctrico. El coche se podrá configurar con dos niveles diferentes de equipamiento y de potencia, gracias al diseño modular de su propulsor.

Según el CEO de la compañía, Wellen Sham, el Thunder Power Sedan contará con materiales como la fibra de carbono el aluminio y el acero para su construcción. Su diseño es obra del estudio milanés Zagato y en su desarrollo han colaborado empresas como Bosch, Dallara o CSI.

El modelo base tendrá un potencia de 230 kW (308 CV) y la versión superior, 320 kW (428 CV). La batería de ión litio, con una capacidad de 125 kWh, controlada por un microprocesador, se recargará en media hora y será capaz de suministrar energía al motor durante 650 kilómetros. No se especifica diferencia entre una potencia y la otra. Lo mismo ocurre con la velocidad máxima, 250 km/h, y la aceleración de 0 a 100 km/h, 5 segundos.

El precio del modelo base  rondará los 400.000 yuanes, unos 63.000 dólares. Su comercialización se iniciará en 2017 en Europa y un año después en China para posteriormente ser introducido en el mercado estadounidense. La empresa tiene una fábrica preparada para arrancar la producción en Shaoxing, en Zhijiang, que completará con una nueva planta en Europa, cuya localización no se ha concretado.

thunder power sedan electrico
Thunder Power sEDAN

Una vez más se confirma que la posibilidad de fabricar un vehículo eléctrico está al alcance de muchas empresas que hasta ahora no han competido en este mercado. Y no solo es el caso de grandes multinacionales como Apple, Google, Samsung o Sony, sino empresas menos conocidas en la industria automovilística pero que tienen a su alcance la fabricación de motores eléctricos, mucho más sencillos que los de combustión. Otra cosa es ofrecer un producto de calidad, bien diseñado y fiable. Un coche no es solo un motor y las garantías de seguridad se consiguen mediante procesos de producción controlados en los que se invierte mucho dinero en lograr un producto que supere los controles de calidad en el 99,99% de los casos. No hay que olvidar que viajamos, y muy rápido, dentro del coche.

Fuentes: InsideEVS y finanzas.com

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here