Tesla podrá vender directamente sus coches en las tiendas de Arizona

0
356

El estado de Arizona ha decidido dar la vuelta a la legislación vigente y permitirá Tesla la venta directa de sus coches.  Este cambio se produce en el momento en el que Tesla está decidiendo donde ubicará su Gigafactoría de baterías, siendo Arizona una de las cuatro candidatas.

Hace unos días contábamos como Nueva Jersey prohibía a Tesla la venta directa de sus coches en las dos tiendas que ya tiene abiertas en ese estado. Una restricción similar a la que tenía Arizona que, sin embargo, de la noche a la mañana, ha decidido cambiar. Es posible que los 6.500 empleos que promete la nueva factoría de baterías de Tesla puedan haber influido en los gobernantes en la toma de esta decisión puesto que es una ley que llevaba en vigor desde el año 2000. Veremos que ocurre en Nuevo México, Nevada y Texas, los otros tres candidatos a recibir la inversión.

Este asunto lleva ya unas cuantas semanas levantando polvareda por las opiniones opuestas que suscita. Elon Musk, CEO de Tesla, está furioso por la forma en que su empresa está siendo tratada en algunos estados como Nueva Jersey, Texas, Nueva York, Ohio, Georgia o Carolina del Norte. En realidad la forma de comprar un Model S es diferente a la de un coche habitual. Tesla dispone de centros de información en los que se puede ver, tocar y aprender todo lo que aporta la compra de un Model S. Pero allí no se habla de dinero. La compra se formaliza posteriormente a través de internet y después se recoge en la tienda. En caso de necesitar el servicio técnico es la propia marca la que pasa a recogerlo por la casa del propietario y, de la misma forma, lo devuelve.

Tesla Arizona

La figura del concesionario tradicional ha desaparecido y aquí es donde viene el problema. Hay quien piensa que sin ellos el comprador está a merced de un precio único, sin posibilidad de “regateo” porque se anula el principio fundamental de un mercado que es la competencia. Por eso algunos estados quieren obligar a Tesla a franquiciar sus ventas a través de este sistema. Elon Musk no está de acuerdo y ha insinuado posibles maniobras conspirativas de los comerciantes que buscan su propio beneficio y no precisamente el del comprador. Incluso ha aludido a ciertas donaciones de dinero al congreso por parte de los distribuidores que no quieren perder su parte del pastel dentro del mercado del automóvil.

Como siempre por cada persona habrá una opinión. Los cambios siempre dan miedo pero no siempre son a mejor. ¿Vosotros qué opináis?

Fuente: Autocar, InsideEVS

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here