Francia amplia las ayudas a los coches eléctricos

0
543

Francia parece decidida a acabar con la contaminación de los viejos vehículos diésel que circulan por sus carreteras y a incorporar a ellas la mayor cantidad posible de coches eléctricos. Por eso incrementa sus ayudas a su compra hasta un máximo de 10.000 €.

El día 1 de abril entró en vigor en Francia el llamado Superbonus, que supone una ayuda de hasta 10.000 euros por la compra de un coche eléctrico siempre que se dé de baja un coche diésel antiguo. La condición que se ha de cumplir es que la fecha de matriculación de ese viejo coche sea anterior al 1 de enero de 2001, es decir, un poco más de 14 años de antigüedad. Respecto al borrador del texto que presentó Ségolène Royal en otoño, la antigüedad del diésel a achatarrar y la eliminación de la condición de que las zonas en las que se aplicaría esta ayuda tenían que disponer de un PPA (Plan de Protección del Medioambiente) son las dos modificaciones más importantes respecto a las condiciones definitivas.

La aplicación del Superbonus se considera un añadido al bono medioambiental existente hasta ahora que suponían unas ayudas de 6.300 € y 4.000 € para la compra de un eléctrico puro o de un híbrido enchufable respectivamente. Las cantidades que añade la nueva ayuda se estipulan en función del nivel de emisiones del vehículo adquirido:

  • Vehículo  con emisiones de CO2 inferiores o iguales a 20 g/km: 3.700 € (eléctricos)
  • Vehículo con emisiones de CO2 de 21 a 60 g/km: 2.500 € (híbridos enchufables)

Así las ayudas totales quedarían según se indica en esta tabla:

superbonus francia

El Superbonus es únicamente aplicable a la adquisición de coches para uso privado por lo que las empresas y los servicios públicos quedan excluidos.

Fuente: automobile-propre

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here