Samsung investiga las baterías de silicio recubiertas con grafeno

0
525

Samsung anuncia una nueva tecnología que le permitiría doblar la capacidad de las baterías actuales de ión-litio mediante la utilización de baterías de silicio con cátodo recubierto de  grafeno, el material que está llamado a revolucionar el mundo de las baterías.

De las baterías con electrodos de silicio ya llevamos un tiempo hablando y no digamos del grafeno, con el que se está experimentando en muchos desarrollos y que parece capaz de elevar la densidad energética de las baterías por encima de los 600 Wh/kg y, lo que es más importante,  aumentando también su vida útil. Esta es una más de las aplicaciones del grafeno, un material que se mueve entre muchas utilidades más dentro de las aplicaciones para la acumulación de energía, como por ejemplo su uso en supercondensadores o en baterías de litio con cátodo de azufre en el que se intercalan láminas de grafeno.

Los investigadores de Samsung han desarrollado una tecnología que les permite doblar la autonomía de las baterías de litio utilizando cátodos de silicio recubiertos con cristales de grafeno. La densidad energética que se puede lograr con esta disposición es del doble de la actual, que está entre 130 y 220 Wh/kg, lo que también duplicaría la autonomía de los vehículos eléctricos e híbridos enchufables y la de los aparatos electrónicos, como los móviles, que se alimentan de este tipo de baterías.

Las baterías de silicio son una de las grandes esperanzas para logar un incremento considerable en la autonomía de los vehículos eléctricos. Con ellas la densidad energética podría llegar a alcanzar los 1000 Wh/kg, diez veces más que las actuales que utilizan grafito como material del cátodo. El problema que intenta solventar esta investigación de Samsung es el acortamiento de la vida útil, por los ciclos repetidos de carga y descarga, el gran talón de Aquiles de este tipo de tecnología. Un problema que el grafeno podría solventar al ser esta, como decíamos, una de sus principales propiedades.

Fuentes: Kompulsa y Nature

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here