El renacer de Fisker

0
427

Si es por su nuevo propietario, no cabe duda de que será así. Lu Guanqiu, fundador del grupo Wanxiang, ha “arengado” a sus tropas a la conquista del mercado eléctrico mundial, retomando la fabricación del Karma y volviendo a poner sobre la mesa el Atlantic.

Si es por espíritu luchador o por dinero, parece que Lu Guanqiu lo tiene y lo regala. El presidente y fundador del grupo chino Wanxiang es el multimillonario que compró Fisker por poco menos de 150 millones de dólares a principios de año. Y no se quedó ahí. Además, el año pasado, había comprado A123 System, su antiguo proveedor de baterías, una de las causantes de la quiebra de Fisker.

En unas recientes declaraciones a Bloomberg, Lu dejó muy claras sus intenciones: “Voy a poner cada centavo que gana Wanxiang en la fabricación de vehículos eléctricos. Voy a quemar todo el efectivo que se necesita para tener éxito, arriesgando incluso la propia quiebra del grupo”.

Sobre los nuevos vehículos Fisker poco sabemos. Ni siquiera si se llamarán así. En el lote de la subasta bancaria en la que la que Wanxiang adquirió Fisker estaba incluida la vieja fábrica de General Motors de Wilmington. Esto podría indicar que la nueva producción del Karma se trasladaría a Estados Unidos  aunque la vista de Lu está puesta en producir en China.

Fisker Karma

El único vehículo eléctrico que fabrica actualmente la empresa de Lu son autobuses. El camino parece largo y pedregoso para el nuevo proyecto, pero no cabe duda que las palabras de Lu Guanqiu traen algo de esperanza sobre la maltrecha Fisker, que podría haber encontrado un auténtico mecenas dispuesto a sacrificarse por llevar su nueva criatura a la cima del mercado de la movilidad eléctrica.

Fuente: AutoblogGreen

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here