Primeras impresiones del Renault Zoe ZE40 en el día a día

Este Zoe no necesita infraestructura de recarga de oportunidad en la ciudad y está llamando a la puerta de la recarga rápida en carretera

3
4778

Estas son nuestras primeras impresiones del Renault Zoe ZE40 en el día a día, en recorrido urbano. Queremos probarlo fuera de la ciudad y demostrar que su  autonomía es ya suficiente y que es la hora de la infraestructura de recarga rápida.

Ya hemos probado en un par de ocasiones el nuevo Renault Zoe ZE40, en recorridos a los que se ha invitado a la prensa y en los que no se le han puesto las cosas precisamente fáciles al coche. Tanto en Lisboa, como en Madrid, en invierno y con recorridos poco amigables descubrimos una ‘nueva movilidad eléctrica’ sin ansiedad de rango.

Primeras impresiones del Renault Zoe ZE40 en el día a día

Renault nos ha prestado un Zoe ZE40 para que comprobemos como se vive el día a día con un coche eléctrico de 400 kilómetros de autonomía homologados. En el vídeo que encabeza esta entrada tenéis un resumen de las primeras impresiones que me ha causado este coche, que de momento solamente he podido conducir durante un par de días por la ciudad.

Este coche, en la ciudad, hace olvidar por completo la ansiedad de autonomía. No quiero con esto decir que los que tienen menos no consigan este mismo efecto, pero en este caso esta afirmación es absoluta: con el climatizador encendido, conduciendo de forma normal, sin buscar ahorrar energía de cualquier forma la autonomía ya no es un problema.

Incluso es muy difícil que el propietario se vea obligado a cargar el coche todos los días, algo que además redundará en una mayor vida útil de la batería puesto que sus ciclos de carga y descarga disminuirán. Como coche urbano el Zoe ZE40 no tiene nada que envidiar a ningún otro y se convierte en una alternativa ideal.

Renault Zoe ZE40 Intens
Renault Zoe ZE40 Intens

Puedo también adelantar que los consumos de su motor y la eficiencia de su sistema de regeneración durante la frenada y la desaceleración están muy trabajados y parece que mejoran los de las versiones anteriores. A 50 km/h el consumo es inferior a los 10 kWh/100 km. Con 41 kWh de capacidad de batería estamos hablando de que, sin tocar vías rápidas sí que se alcanzarían los 400 kilómetros que dice el NEDC, un ciclo de homologación bastante irreal y que la propia Renault se ha encargado de desmentir hablando de unos 300 kilómetros en uso normal.

Este Zoe no necesita infraestructura de recarga de oportunidad en la ciudad (salvo que se utilice como taxi o como vehículo de reparto) y está llamando a la puerta de la recarga rápida en carretera. Aunque de esto, hablaremos más adelante.

Seguiremos con las pruebas del coche y os mantendremos informados a través de nuestro canal de Twitter: @Emovilidad.


Galerías de fotografías
Prueba en movilidadelectrica.com
Presentación en Madrid

 

3 Comentarios

  1. Una duda.
    Habláis de que al no cargar el coche todos los días, la vida útil de la batería aumenta.
    Pero yo tenía entendido que la vida útil dependía del número de recargas completas, independientemente del numero de veces que se conecte el cargador.
    Es decir, 4 cargas de 10 kwh envejecen lo mismo que una única carga de 40 kwh.
    ¿Estoy en lo cierto?
    Por lo demás, interesante el artículo y la conclusión de la recarga rápida en carretera.
    Gracias.

    • Efectivamente. A lo que me refiero es que como no se carga todos los días el número de ciclos de carga será menor y por tanto mayor la vida útil de la batería.

      Por otro lado depende del sistema de control electrónico de la carga (BMS) es el máximo responsable de balancear las celdas en las cargas completas para evitar que unas se carguen más que otras y más veces. De lo desarrollado que esté este módulo depende también mucho la vida útil de la batería.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here