Opel Flextreme, el futuro del Ampera

0
426

El Flextreme anticipa las formas y tecnologías de los próximos modelos de Opel. Autonomía extendida e interior cómodo funcional y dedicado a los ocupantes, son las dos filosofías que Opel quiere imponer a sus coches del futuro. 

El Flextreme es un prototipo de Opel que anticipa sus futuros modelos. Todo un ejercicio de diseño de un automóvil  altamente sofisticado  y comprometido con la tecnología ecológica. Bajo el aspecto de un monovolumen, Opel busca unir la propulsión E-Flex respetuosa con el medio ambiente con un interior flexible y funcional, todo ello rodeado de muchos detalles innovadores.

OPEL FLEXTREME

Diseño

La estética la conforman superficies modeladas con luminarias estrechas en forma de boomerang que ya lucen los actuales Ampera y el Meriva. El compromiso con el peso y la aerodinámica lo acreditan sus materiales.  La parrilla delantera y las llantas están recubiertas de una lámina de policarbonato ligero, para aumentar la aerodinámica. En su fabricación se utilizan estructuras alveolares estables que juegan un importante papel en la reducción del peso. El parabrisas delantero, muy tendido, recorta las dimensiones del capó, donde la toma de corriente integrada permite cargarlo en cualquier fuente de alimentación.

Pero la culminación del diseño del Flextreme está en la apertura de las puertas con bisagras opuestas, y sin pilar B y la apertura lateral del maletero en el que, incluso, se pueden ubicar dos scooters eléctricos unipersonales que se sitúan bajo el suelo de carga y que aportan mayor movilidad gracias a que disponen de  hasta 38 kilómetros de autonomía.

Interior

En su interior se respira el  concepto del futuro Opel Monza. Las pantallas de la instrumentación son configurables. Una de las secciones  es táctil y permite el control del climatizador, los sistemas de información el audio, las comunicaciones y la navegación. La otra permite mostrar una vista alrededor del coche mediante  cuatro cámaras, dos laterales una delantera y otra trasera.

El interior destaca por la flexibilidad, la funcionalidad y la comodidad. Los aparatos electrónicos se pueden guardar en dos cajones dispuestos para ello que incluyen la posibilidad de recargarlos por inducción y conectarlos mediante bluetooth a los sistemas del coche.

Motorización

El sistema E-Flex es el mismo sistema Voltec que utilizan el Ampera o el Chevrolet Volt. Utiliza un motor eléctrico que se alimenta de una batería de iones de litio con una autonomía de 55 kilómetros. El motor de combustión 1.3 CDTI funciona como extensor para recargar la batería y ampliar el rango.

Frank Leopold, Jefe de Grupo de Innovación, lo muestra en este vídeo:

 

Fuente: opel-blog

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here