Nos presentan el BMW i3

0
510

A falta de apenas dos meses para el lanzamiento del BMW i3 en España (16 de noviembre), ya hemos podido conocer físicamente el tan esperado eléctrico de BMW en exclusiva para los medios especializados. La presentación tuvo lugar el pasado viernes en la sede de BMW en Madrid.

A primera vista se aprecia que es un coche especial, tanto por el concepto de su diseño como por la combinación de materiales. El frontal típico BMW continúa con ese aire de agresividad que tienen los deportivos de la firma alemana, pero el color azul eléctrico que rebordea las entradas de aire ya nos da una pista del nuevo concepto.

BMWi es una nueva marca que el fabricante quiere diferenciar del resto. Tanto el grupo de ventas como los concesionarios serán exclusivos de la serie eléctrica de BMW. “i” es innovación, inspiración, y como ya adelantábamos en uno de nuestros artículos, los concesionarios elegidos diferenciarán muy bien esta marca del resto. Madrid contará con 2 concesionarios que crearán un espacio especial de venta en el que destacará la madera como símbolo de la sostenibilidad y el azul como símbolo de la energía eléctrica.

BMWi3int

Concepto y diseño

BMW no ha tratado de adaptar un motor eléctrico a uno de sus diseños sino que ha partido de 0 a la hora de diseñar un nuevo concepto de vehículo urbano, uniendo la calidad a la sostenibilidad. Tanto la fábrica de Leipzig como la de EE.UU. utilizan energía eléctrica renovable para la fabricación de las unidades.

El diseño nos recuerda a un pequeño monovolumen o a un SUV, pero con líneas más deportivas. El lateral nos sorprende con ventanales amplios que se acentúan en la parte trasera, ya que su ventana está diseñada más baja (los niños lo agradecerán). Esto, y la apertura de delante hacia atrás de su puerta trasera es posible gracias a que el i3 carece de pilar B, ofreciendo una apertura diáfana que se ha conseguido mediante la unión de paneles de fibra de carbono.

Materiales

El i3 es un coche realizado en fibra de carbono y aluminio, lo que le otorga un peso mínimo y por tanto una gran agilidad. En golpes laterales que afecten a la estructura (0,5% del total), BMW se compromete con las aseguradoras a reparar el vehículo en centros de reparación específicos que la firma tiene en Madrid, Barcelona y Valencia. Los interiores están diseñados en cuero tratado con hojas de olivo, lana virgen, plásticos reciclados, madera de eucalipto, y compactado de cáñamo resinado. Los paneles exteriores están realizados en termoplásticos que permiten el cambio integral en caso de abolladura.

Modelos y datos técnicos

Básicamente el BMW i3 saldrá con dos modelos. El eléctrico puro, que tendrá una autonomía de unos 150km dependiendo del modo de conducción,  y el de autonomía extendida, que contará con un pequeño motor bicilíndrico de 347cc y 7 litros de depósito que permitirá mantener la batería en un 20% de carga durante al menos otros 150km, permitiendo viajes más largos o sobre todo evitando la ansiedad de autonomía que pueda experimentar el conductor. Aunque en un principio se pensaba que el 80% de las ventas en EE.UU serían del modelo con autonomía extendida, según las últimas encuestas se prevé ya un 50% de ventas en cada tipo.

El concepto urbano del i3 no contempla los viajes largos con este tipo de vehículo. En estos momentos, el equipo de ventas de BMWi está sopesando ofrecer sin coste añadido una bolsa de días de uso alternativo de otro vehículo de la gama de combustión de BMW para los viajes largos. Esta alternativa podría hacer que el usuario considerase la posibilidad de tener el i3 como único vehículo y alternase su uso con un vehículo en préstamo para las ocasiones especiales.

BMWi3int2

El motor eléctrico desarrolla una potencia de 170 CV, que gracias a sus 1.200 kg de peso pueden moverse en un par de 250 Nm y llegar a los 100 km/h en 7,2 segundos. Sus baterías situadas en la parte inferior trasera del coche, han sido diseñadas específicamente para BMW por un fabricante coreano. Su característica principal es que se divide en 8 módulos (30kg cada uno) que pueden sustituirse en caso de mal funcionamiento individualmente. En este caso y a diferencia de otros vehículos eléctricos la batería es en propiedad y tiene una garantía de 8 años.

Precios

La opción básica eléctrica rondará los 35.000 euros sin subvenciones y la de autonomía extendida estará sobre los 39.000 euros. A esto hay que sumar la instalación del wallbox para los usuarios que necesiten un punto de recarga en garajes comunitarios, que supone unos 1.000 euros. La carga en estos puntos a 16 amperios será de unas 6 horas, y los que prefieran enchufarlo directamente a la red porque tengan un garaje privado, lo podrán recargar entre 8 y 10 horas. La carga rápida (Schuco) deberá pedirse como opción previendo un buen desarrollo de las infraestructuras de recarga en unos años.

Financiación y consumo

BMW tiene un plan de leasing a 3 años consistente en una entrada de 7.000 euros y un pago de 399 euros mensuales durante 3 años, al cabo de los cuales el usuario puede devolver el coche y sustituirlo por otro. Teniendo en cuenta un uso anual de 15.000 km. y un gasto en consumo de energía eléctrica de entre 1 y 2 euros cada 100 km en función del tipo de contrato con la compañía eléctrica, el ahorro calculado está por encima de los 1.000 euros anuales con respecto a un vehículo de combustión.

Si consideramos una media de subvención de unos 6.000 euros, y un ahorro en combustible de unos 10.000 euros en 8 años (garantía de la batería), nos encontramos con un interesante precio de 19.000 euros pagados al contado, que pueden compararse perfectamente con un coche de combustión de la misma categoría.

En el equipo de BMWi se han fijado como objetivo ser líderes del segmento.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here