El sector de la movilidad eléctrica reclama unidad y estabilidad regulatoria

0
612

Ecocity “Futuro de la movilidad eficiente y sostenible dentro del ámbito urbano” fue el título de la jornada celebrada el pasado viernes y organizada por Unidad Editorial. Sobre eso, el futuro, alguno de los asistentes nos decía que había que dejar fluir al mercado, pero la opinión general fue que al futuro había que dotarle de unidad de criterios.

No se si fue sólo una jornada más en el camino hacia una movilidad eficiente. Quiero pensar que fue una jornada menos hacia un consenso general con normativas municipales comunes. No se si es falta de voluntad política o saturación administrativa la pendiente aprobación del borrador de la ITC-BT/52, pero espero que sea la última reunión en la que oigamos a los ponentes sus reclamaciones. Arturo Pérez de Lucia, Director Gerente de AEDIVE amenazó con decirlo en chino en la próxima reunión y los que le conocemos ya sabemos de lo que es capaz.

Bromas aparte, a la movilidad eléctrica en nuestro país le falta un pequeño empujón en forma de normativas porque tiene todos los condicionantes para que sea un boom en poco tiempo. Hay que tener en cuenta que aunque aún el porcentaje de ventas es insignificante con respecto al total, el ritmo de adopción del VE es 15 veces superior al que tuvo la tecnología híbrida.

Los fabricantes están apostado por el mercado eléctrico y ya hay una gran variedad de vehículos donde elegir; las empresas se han dado cuenta de que son un buen negocio para sus flotas por el ahorro que supone a medio plazo; los taxistas, que pueden ser una de las claves de su desarrollo, comienzan a atreverse a utilizarlos atraídos por los ahorro y por supuesto por las ayudas (Hasta 6.000 euros de ayuda en la Comunidad de Madrid); los ayuntamientos lanzan pruebas piloto con autobuses eléctricos, y tras el fiasco de los puntos de recarga estándar comienzan a optar por los puntos de recarga rápida. Para Heriberto Muñoz, del Ayuntamiento de Barcelona, este proceso terminará con el acercamiento de la movilidad eléctrica al ciudadano. “Hay que insistir para que algo cambie”.

Lo que falta

 Falta la aprobación definitiva de la normativa de instalación de infraestructura de recarga. Parece que a final de año será la vencida. Falta la unificación de normativas entre las diferentes administraciones (ayuntamientos, comunidades autónomas, gobierno…). Falta una reforma urgente de la figura del Gestor de Carga; hasta Carlos Bergera, responsable de movilidad eléctrica de Iberdrola nos dijo que se debería quitar de la normativa el concepto de “reventa de energía” para que el punto de recarga no tuviera que tener un punto de suministro independiente. Falta más empuje desde el concesionario para convencer a un mercado particular que se mueve por el impulso de una compra emocional. Falta la continuidad de los planes de ayudas económicas, que no pueden cortarse durante seis meses como ha ocurrido este año porque las ventas se paralizan.

ANFAC solicitó una asignación superior a los 7 millones previstos para 2015 y en cualquier caso una modificación de la fiscalidad con rebajas en el IRPF en lugar de subvenciones a la compra, así como mayor ejemplo de uso del VE en las administraciones públicas, y medidas de discriminación positivas de estacionamiento y acceso a zonas restringidas.

Para algunas comunidades autónomas, como la vasca o la andaluza, sí que son positivas las subvenciones a la compra de VE y las suman a las estatales (ver listado de vehículos subvencionables por la Junta de Andalucía).

Mercado global

No es el VE una única solución de movilidad sostenible. Los eléctricos tendrán que convivir muchos años con otras tecnologías. Ni es lógico eliminar la combustión, ni pensar que otras alternativas no puedan ser necesarias. El gas natural comprimido se torna como una opción alternativa a la gasolina o el diesel, sobre todo en los transportes de mercancías de media o larga distancia. El desarrollo de infraestructuras de carga de gas por el país determinará el éxito de esta opción, pero estando GNF detrás no dudamos de que será una opción real.

El car sharing o uso compartido de vehículos se considera fundamental por los fabricantes para el desarrollo de la movilidad eléctrica porque se facilita el acceso a todo el público.

Lo que dijeron los fabricantes

 BMW, PSA Peugeot – Citröen, Renault, y Mitsubishi, dieron su punto de vista sobre el momento actual de la movilidad eléctrica y su futuro.

Para Diego Martínez, responsable de BMWi en España, es fundamental un plan de impulso estable para dar garantías a los clientes, que en el caso de BMWi tienen un alto porcentaje de particulares. “Hay que tener en cuenta que los fabricantes estamos haciendo un gran esfuerzo porque estamos cambiando más de 100 años de tendencia”.

Ricardo de Lombas, responsable de vehículo eléctrico de PSA Peugeot – Citröen, advirtió que tal vez el desarrollo del VE sea más lento de lo esperado pero que hay que tener en cuenta que el VE es hoy por hoy urbano y destinado a un sector pequeño del mercado. “Esperamos que un valor de recompra más alto facilite la financiación y dará al VE la posibilidad de competir en el mercado de VO con los vehículos convencionales y que esto sea una puerta para su crecimiento”. Para Ricardo, el mercado B2B es el que dinamizará al sector. 

Luis Valerio, director de VE de Renault Iberia, cree que se debe trabajar en la puesta en marcha de una normativa única. Los indicios de mercado son muy buenos y no se pueden tener ambigüedades en cuanto a las ayudas. También considera que el mercado de VO será un factor de empuje para un acceso más barato. En cuanto a la posible desconfianza en la batería de un VE usado, Luis adelantó que Renault está estudiando la ampliación de garantía de cara a una actualización en caso de una 2ª generación de baterías.

En cuanto a Mitsubishi, su CEO, Rafael Sainz de Heredia, cree que a pesar de que la marca lanzó al mercado el i-Miev, el paso intermedio debe ser una tecnología híbrida enchufable. Por este motivo se ha desarrollado el modelo Outlander. Coincidió con el resto en la falta de seguridad jurídica y en la necesidad de un despliegue de infraestructura de recarga pública para vencer la ansiedad a pesar de que el 83% de los particulares recarga en casa. 

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here