Mitsubishi renueva el i-Miev

0
404

Tres años en el mercado es tiempo suficiente para que las marcas realicen cambios en sus vehículos. Para los eléctricos, las nuevas tecnologías y los nuevos modelos obligan aún más a agilizar estas modificaciones.

Al Mitsubishi i-Miev ya le tocaba. Por eso el fabricante japonés ha decidido darle de nuevo vida a su veterano modelo incorporando una serie de cambios mecánicos y en el equipamiento, además de reducir de forma considerable su precio, para ponerlo al nivel de los de la competencia. El nuevo precio es de 24.400 €, un 20% menos que el anterior. Si se le incorporan las ayudas del plan Movele hay que descontarle 6.500 euros con lo que el precio final serían 17.900 €, sin contar un posible plan PIVE o las ayudas existentes en comunidades autónomas como Andalucía o el País Vasco, que pueden rebajar el precio en 5.000€ más.

Sin tener en cuenta ningún tipo de ayuda, que puede variar en cada caso, el i-Miev es algo más económico que el Volkswagen e-up!, el Kia Soul EV sin carga rápida o el Renault Zoe Intens o Zen, al que hay que añadir el alquiler de la batería.

Las modificaciones que incorpora, que ya se incluyen en el modelo que está a la venta, son las siguientes:

Optimización de la gestión energética del motor eléctrico de forma que su autonomía aumenta de 150 a 160 kilómetros. Además se ha incrementado el par motor pasando de 180 a 200 Nm.

Se ha cambiado la tecnología de los faros delanteros que ahora son led, con un aumento de la iluminación y una reducción del consumo eléctrico.

Los asientos delanteros ahora disponen de mayor superficie calefactable lo que disminuye la necesidad de uso del climatizador, reduciendo también de esta forma el consumo eléctrico.

Se incorpora un sistema de monitorización de la presión de los neumáticos (TPMS).

El sistema de frenada regenerativa enciende los pilotos de freno cuando la recuperación de energía es importante y se está produciendo una desaceleración del coche de la que es necesario informar a los vehículos que se encuentran detrás.

Se incorpora un avisador acústico que emite un sonido cuando el conductor pretende arrancar sin haber desconectado el cable de recarga.

Se incorpora un nuevo equipo de audio integrado por completo en el salpicadero.

Es muy probable que estos cambios lleguen también a sus dos hermanos gemelos, el Citroën C-Cero y el Peugeot i-On que, aunque físicamente son iguales, difieren del japonés puesto que este permite al conductor personalizar algunas variables de su comportamiento que los dos franceses realizan de de forma automática.

Fuente: Mitsubishi

 

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here