Las ventajas de utilizar el carsharing

0
1623

En los últimos tiempos se está hablando cada vez más del carsharing o uso compartido de vehículos. Diferentes tipos de carsharing se están estableciendo en varias ciudades europeas y aún falta por ver cuál es la fórmula que triunfa. Car2Go propone una de las alternativas más atractivas.

Contar con dos vehículos en una misma unidad familiar conlleva una inversión inicial de entre 30.000 y 40.000 euros de media, más unos gastos entre seguro, mantenimiento, parking y combustible que pueden oscilar entre los 3.000 y los 5.000 euros anuales por vehículo. Y los más importante es que toda esta inversión la hacemos para desplazarnos por una ciudad el 90% de la vida del vehículo.

Es indudable que las circunstancias personales de cada familia son distintas pero también lo es el hecho de que la mayoría de nosotros podríamos utilizar más el transporte público y las distintas alternativas de alquiler y carsharing que se están planteando en la actualidad, y que en definitiva nos ahorrarían un montón de dinero que podríamos emplear para otros fines.

A diferencia del sistema de carpooling (que es el sistema en el que los usuarios utilizan sus propios coches y alternan los turnos de conducción para compartir trayecto), el carsharing se trata de un modelo de movilidad “individual” completamente diferente. Consiste en contar con una flota de vehículos disponibles para el alquiler en la ciudad que pueden ser utilizados para necesidades puntuales de desplazamiento por diferentes usuarios sin tener que hacerlo con el vehículo en propiedad, con las diferentes ventajas que esto conlleva.

Carsharing

Existen dos modalidades de carsharing. El carsharing tradicional que consiste en poder coger el vehículo en una base de alquiler concreta y devolverlo en el mismo punto que se cogió. Sin embargo en muchas ciudades europeas ya existe un modelo de carsharing flexible (o freefloating carsharing), que aunque basado en esta misma idea de facilitar al usuario un vehículo en alquiler para necesidades puntuales de desplazamiento, permite poder coger y devolver el vehículo en cualquier punto habitado de la ciudad, sin la necesidad de hacerlo en bases fijas de alquiler y utilizarlo para un solo trayecto (por ello también se conoce como one-way). Tal es el caso de car2Go.

Como ya comentábamos, en nuestro anterior artículo, car2Go estará disponible en Madrid en el mes de marzo. Madrid contará con una de las mayores flotas de carsharing totalmente eléctricas del mundo, con 500 vehículos car2go preparados para complementar de manera eficiente el sistema de transporte público de una ciudad preocupada y comprometida con el medioambiente. Los vehículos se podrán utilizar según lo necesiten los miembros de car2go, por minutos, en el momento elegido por el usuario y todo desde el móvil, a un precio accesible y transparente.   

No hace falta reservar los vehículos si no se quiere, ni tampoco requieren comprometerse con el tiempo de uso. Pueden utilizarse en cualquier momento, hora o lugar, durante todo el tiempo que el usuario necesite. Una vez que ha terminado el viaje, el coche se puede aparcar en cualquier lugar legal de aparcamiento, dentro de la zona establecida.

Ambos, el carsharing tradicional y el carsharing flexible (o freefloating), se complementan pues satisfacen necesidades y distancia de uso determinada. El carsharing flexible, se dirige a usuarios que quieren alquilar un vehículo de manera espontánea, a corto plazo y que no quieren volver al lugar de salida sino usarlo a conveniencia.

En cualquier caso, suponen fórmulas de movilidad sostenible e individual pensadas para formar parte del mix de la ciudad y poder trabajar en combinación con las diferentes formas de transporte público, el bikesharing o el taxi y contribuir de este modo a descongestionar el tráfico y reducir las emisiones de CO2.

Las ventajas para el usuario son muchas ya que amplían y mejoran la oferta de transporte y permiten un uso más racional del vehículo privado y contribuyen a luchar contra el cambio climático.

Coste

Aún no tenemos datos del coste del alquiler de los vehículos de car2Go en Madrid, pero sí podemos ver el que ofrece su web para la ciudad de Miami. El registro para poder utilizar el servicio es de 35$ en un solo pago. Después, el precio por minuto es de 0,41$ y el coste máximo por hora de 14,99$. Un precio muy asequible si lo comparamos con el del desplazamiento en taxi o  algo caro si lo comparamos con el del transporte público. En cualquier caso, estamos seguros de que será una alternativa más en la movilidad por la gran ciudad.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here