Las flotas de empresa, puerta de entrada del vehículo eléctrico

0
401

El desarrollo de la movilidad eléctrica pasa por la apuesta, la demostración y la confianza. Casi todas las empresas automovilísticas están apostando por la fabricación de uno o varios modelos de vehículos eléctricos, a pesar de que el mercado no está respondiendo como se esperaba. Una de las mejores políticas de comunicación es la demostración del funcionamiento de los vehículos y los mejores escaparates para que el gran público los vea circulando son las grandes empresas. La incorporación de estos vehículos a las flotas de las empresas públicas o privadas es claramente una demostración de confianza de la que los ciudadanos tomarán buena nota.

La pasada semana tuvo un acuerdo entre SEAT y el Port de Barcelona para la cesión de dos prototipos eléctricos de la marca automovilística para el estudio de sus características técnicas. Durante los tres meses de cesión, los vehículos serán testados telemétricamente por parte de SEAT y probados por empleados del Port para asimismo evaluar la posibilidad de incluir estos vehículos en el día a día de la explotación del puerto.

Se trata de un híbrido enchufable León TwinDrive Ecomotive y un Altea XL Electric Ecomotive, un vehículo de propulsión totalmente eléctrica y cero emisiones de CO2. El León TwinDrive combina un motor de combustión y un motor eléctrico que puede ser enchufado a la red eléctrica. Por otra parte, el e-Altea dispone de un motor que se alimenta mediante una batería de alta tensión y que también puede ser recargada a través de la conexión a la red.

Ambos vehículos han sido entregados por el vicepresidente ejecutivo de Relaciones Gubernamentales e Institucionales de SEAT y del Grupo Volkswagen en España, Ramón Paredes, al presidente del Port de Barcelona, Sixte Cambra. Es conocido que el Port de Barcelona es un aliado fundamental en la estrategia de exportación de SEAT, con lo que el esta nueva colaboración muestra la implicación de ambas empresas en el desarrollo de la movilidad eléctrica de la ciudad de Barcelona.

La telemetría será recogida por SEAT durante tres meses y se analizarán posición, velocidad, y estado de carga de la batería en tiempo real. Por su parte, el Port de Barcelona, instalará dos conexiones de carga lenta, una en el Parque Móvil del edificio Asta y la otra en el estacionamiento del World Trade Center. Los vehículos entrarán en servicio este mes de febrero, cuando ya se podrán ver circular por la instalación portuaria serigrafiados con los logotipos del Port y SEAT.

Con este estudio el Port de Barcelona espera profundizar en su decisión estratégica de reducir el impacto ambiental de su flota de vehículos. A partir de este acuerdo, SEAT inicia la segunda fase de cesiones de vehículos eléctricos a flotas de empresas e instituciones para analizar el cambio en los hábitos de conducción respecto a la los coches con motor de combustión.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here