La rentabilidad del BMW i3

0
516

En general los bajos números de ventas de los coches eléctricos nos hacen plantearnos si son realmente rentables económicamente para los fabricantes o si, de momento, son una inversión que intentarán rentabilizar en un futuro.

Hasta ahora el único que ha reconocido perder dinero, hasta 10.000 dólares, con cada coche que fabrica ha sido la italiana Fiat con su 500 EV. Un coche que únicamente vende en California por que la ley CARB (Ley del aire) obliga a los fabricantes a tener al menos un modelo eléctrico en su gama para reducir las emisiones de los coches que se ponen en el mercado.

Nissan ha invertido mucho dinero en ingeniería, diseño, montaje y promoción de su Leaf y también en expandir una red de recarga en la que apoyarlo.

Tesla aporta unos números envidiables y parece ganar dinero con cada coche que pone en la calle. Reservas agotadas, expansión por Europa y Asia,  planes futuros que anuncian aumentos de producción y nuevos modelos.

¿Y el recién nacido i3?

BMW asegura que el i3 ha sido concebido para no perder ni un céntimo de euro por cada coche que salga de la factoría. El jefe de marketing en Alemania, Ian Robertson, ha declarado que “cada unidad del i3 será rentable desde el primer día”.

Seguramente BMW no obtenga grandes beneficios  con este coche, ya veremos si lo hace con el i8, pero lo cierto es que lo ha puesto en el mercado a un precio que no lo aleja mucho de la competencia. Y alrededor de él una serie de servicios (puntos de recarga, servicios de movilidad) que también serán rentables. Una estrategia global de cliente  que no se queda solo en la venta del coche.

Que BMW no pierda dinero es una grandísima noticia porque eso significa que lo promocionará y querrá vender todas las unidades que pueda. Lo contrario iría contra la lógica de cualquier mercado.

Fuente: Wall Street Journal

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here