La recarga inalámbrica a examen

0
420

 

INL (Idaho National Laboratory) ha puesto a prueba el sistema de recarga inalámbrica de Evatran para niveles de potencia de hasta 3,3 kW. Los datos arrojan la importancia de la alineación y la influencia de la distancia al suelo, obteniéndose una eficiencia máxima del 90% con alturas entre 100 y 110 mm.

El sistema Plugless de Evatran utiliza tecnología inductiva para cargar de forma inalámbrica la batería de tracción de un vehículo eléctrico. La potencia de carga máxima utilizada ha sido de 3,3 kW. Esta es la primera vez que se ofrecen resultados documentados desde una entidad independiente.

Se realizaron 2.600 pruebas de carga utilizando diferentes distancias, alineaciones y potencias, según expuso Jim Francfort, encargado del estudio. Evatran puso en manos de INL los medios necesarios para la realización de las medidas de eficiencia, campo magnético y rendimiento.

informe-tabla-INT3

Resultados

Los resultados del estudio indican que a 3,3 kw de potencia de carga la máxima eficiencia que se consigue a 100 mm de distancia es de 88,8% y a 110 mm de distancia el 89,2%.

informe-tabla res

En el siguiente gráfico se muestra  la influencia de la distancia de recarga en la eficiencia para una carga de 3,3 kW de potencia. La eficiencia máxima no se produce a la menos distancia sino entre los 130 y los 110 mm. Y la influencia de la alineación perfecta en estos casos es menor.informe-tabla 2

En este otro se muestra la influencia en la eficiencia  de la potencia de carga a un distancia de 100 mm.  Se observa que para potencias bajas (1,1 kW) la eficiencia cae de forma clara, incrementándose hasta casi el 88% en el entorno de los 3 kW.

informe-tabla 1

El sistema Evatran

El sistema de carga inalámbrica se compone de cuatro elementos fundamentales:

  • El panel de control y electrónica de potencia.
  • La bobina primaria (en el pavimento).
  • La bobina secundaria (en el vehículo).
  • La electrónica del adaptador del vehículo.

La eficiencia del sistema es el cociente entre la energía que mide el adaptador del vehículo entre la energía que mide panel de control.

El sistema incluye un sistema de guiado para indicar al conductor como alinear la bobina primaria con la secundaria.

¿El fin de la guerra?

La recarga inalámbrica acabaría con todas las guerras entre formatos,  conectores, estándares y enchufes que tenemos instalada en la movilidad eléctrica. Además de eso proporcionaría un sistema limpio, seguro y cómodo de recarga que, además tiene muchas posibilidades de evolucionar hacia sistemas de recarga lineales instaladas en zonas especiales e incluso a vías con sistema de inducción continuos. La única duda que sobrevuela esta tecnología es su eficiencia, que, en este ensayo, se demuestra que ronda el 90% y su capacidad de poder cargar a mayor potencia para lograr aproximarse a los tiempos que logra la carga rápida.

Fuente: Green Car Congress