La movilidad eléctrica dejará de ser capricho y pasará a ser necesidad

0
434

Ayer nos desayunábamos con la noticia del cierre de más zonas del centro de Madrid al tráfico de vehículos a partir de abril de 2015. El lunes, Javier Rubio de Urquía, coordinador general de Sostenibilidad y Movilidad de Madrid, adelantaba la noticia en la clausura de la jornada organizada por AEDIVE sobre el transporte de mercancías mediante el uso del vehículo eléctrico.

La noticia llegaba al final de la mañana, en la clausura de una jornada que había tenido “overbooking” y que se esforzaba por dar alguna novedad digna de mención al concurrido público. Los que se marcharon antes del cierre del evento se perdieron el anuncio, y alguna que otra lindeza en favor del gas natural (El político de turno, que había llegado con la hora raspada no debía haber leído bien el título de la jornada). Parece que el cierre al tráfico no afectará a los vecinos, las motos, el tráfico de reparto de mercancías o de transporte público. Sin embargo, y en el transcurso de la mañana de ayer, distintas posiciones en el partido del gobierno del Ayuntamiento de Madrid y en el de la Comunidad, rechazaban de plano la medida, al considerarla contraria a la libertad de movilidad de los ciudadanos y proponían otro tipo de medidas como el uso de vehículos eléctricos e híbridos en las áreas de prioridad residencial (APR).

De cualquier modo, lo que es evidente es que el definitivo despegue del uso de los VE vendrá de la mano de medidas políticas restrictivas en el uso de los vehículos de combustión. Por eso, el debate que surgió en la jornada celebrada en el Matadero de Madrid sobre los inconvenientes y las ventajas del uso del VE en el transporte de mercancías podría quedarse en mera anécdota si en unos meses los políticos alientan con sus normativas la necesidad de uso de transporte no contaminante.

EventosAEDIVEint

Es evidente que en este tipo de jornadas la mayoría de los que acudimos estamos de acuerdo en que la movilidad eléctrica está esperando el pistoletazo de salida. En España solemos rechazar de plano las novedades, pero cuando la novedad la tiene nuestro vecino, somos capaces de darle la vuelta a país en cuestión de meses y ser los números uno a nivel mundial. Si no, al tiempo.

 La Jornada

Mientras que las normas cambian y ayudan a favorecer la demanda de VE, los actores del sector debaten para convencer a los flotistas de las virtudes del sus vehículos en el transporte de mercancías y de pasajeros. Pascual, TNT y Seur hablaron de las ventajas que están notando a través del proyecto piloto FREVUE, para el reparto de última milla en el barrio de Las Letras.

Empresas de transportes como AZKAR ponían “peros” al cambio en sus flotas arguyendo motivos económicos en tiempos de crisis, y empresas de renting como Alphabet les hacía ver las ventajas de sus servicios. Los fabricantes por supuesto daban ejemplos reales de autonomía, precio de compra y de recompra, y ahorros en combustible y mantenimiento.

Es evidente que tanto la tecnología de los vehículos como la de la infraestructura de carga deberá mejorar con el tiempo, pero la que hay es suficientemente válida para sustituir hoy en día todo el tráfico urbano. Sólo falta la norma política que cambie el capricho por la necesidad.

Por Carlos Sánchez

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here