La legislación francesa se prepara para los eléctricos

0
395

Nuestro país vecino está aprobando leyes fomentan la instalación de puntos de recarga y se plantea aprobar otras que fomenten el uso de vehículos eléctricos en las flotas de la administración e incluso aumentar las ayudas en 10.000 € más a quien compre un eléctrico y entregue un diésel. ¿Cuando las barbas de tu vecino…?

Instalación de puntos de recarga.

El Parlamento francés aprobó en el mes de julio una ley que permitirá reducir los impuestos a pagar a las empresas que instalen puntos de recarga para vehículos eléctricos. Actualmente el número de puntos de recarga en Francia es aproximadamente de 10.000, muchos de ellos instalados por Autolib en París.

Las cifras que baraja el Gobierno francés elevan esta cantidad hasta los 7 millones en 2030, una cantidad que necesitará de muchos incentivos para poder ser una realidad. En Francia este año se han matriculado algo más de 5.000 eléctricos y en total circulan aproximadamente 36.000, por lo que, para que la demanda de puntos de recarga sea mucho mayor esta ley debe ir acompañada de otras que incentiven su compra.

Flota gubernamental electrificada

legislacion francesa vehículos eléctricos - 400-3En 2013 la flota  de vehículos oficiales en Francia estaba compuesta por 5.042 vehículos de los que 670 eran destinados a usos específicos. Los 4.372 restantes son  turismos y vehículos comerciales de propulsión convencional y en ellos se incluyen 1.271 eléctricos e híbridos, la mayoría de ellos no enchufables. Principalmente son unidades del Toyota Yaris (925) y del Peugeot 508 (38). Este año se han sumado 308 vehículos eléctricos, un 58% de ellos Renault Zoe, un 26% Kangoo ZE, un 10% Goupil y una cantidad muy pequeña de Peugeot iOn y Mia. Con estas incorporaciones el 29% de la  flota la componen eléctricos e híbridos enchufables.

La nueva ley persigue alzar esa cuota hasta el  50% excluyendo de ella los vehículos híbridos convencionales (no enchufables). El objetivo a largo plazo es fomentar un mercado en el que la industria automovilística francesa ha invertido mucho dinero y lograr reducir los costes de mantenimiento y combustible de la administración. Por lo tanto en 2016 la flota estaría compuesta por 5.000 vehículos de los cuales 2.500 serían electrificados. Para Jean-Pierre Sivignon, responsable interministerial de la política automovilística del país galo, es un objetivo muy ambicioso pero no imposible. Esta ley sería de aplicación a partir del 1 de enero de 2016 por lo que disponen de casi un año y medio para preparar el camino.

10.000 € por la compra de un diésel a cambio de un eléctrico

Esta ley, propuesta a finales de julio por Ségolène Royal, Ministra de ecología, desarrollo sostenible y energía, suma a los 6.300 € de bonificación medioambiental que se entregan en la actualidad por la compra de un coche eléctrico, otros 10.000 en el caso de que a cambio se entregue un vehículo diésel.

legislacion francesa vehículos eléctricos - 400-1La suma total de las ayudas, 16.300 €, es prácticamente lo mismo que regalar algunos de los coches eléctricos del catálogo actual, además de una ventaja competitiva enorme frente a los vehículos de combustión. Recordamos que Noruega es uno de los países que más los penaliza, pero su política es incidir sobre los impuestos a los vehículos de combustión. En el caso de Francia las ayudas tienen que salir de los presupuestos del estado por lo que no queda claro como se podrían financiar.

Fuentes: insideEVS y CCFA

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here