Impulso a la movilidad eléctrica en la Comunidad de Madrid

0
405

Un total de 337 coches de distintas administraciones de la Comunidad de Madrid serán sustituidos por vehículos híbridos y eléctricos en los próximos 4 años.Esta semana publicábamos la noticia de la prueba que SEAT va a hacer al Altea Eléctrico en colaboración con la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del territorio de la Comunidad de Madrid. Esta iniciativa se enmarca dentro del Proyecto Clima que contempla la reducción de la emisión de 1.018 toneladas de CO2 hasta el año 2016, una cantidad equivalente a las que producirían 1000 hogares. 

Para ello el gobierno regional ha adquirido el compromiso de renovar la flota automovilística, no solo de la Administración regional, sino de instituciones como el Canal de Isabel II o ayuntamientos como el de Madrid, Alcalá de Henares, Alcorcón, Getafe, Leganés, Móstoles o Parla.

En el Proyecto se contempla la sustitución de 337 vehículos de combustión por 116 coches eléctricos y 171 híbridos  durante los próximos cuatro años consiguiendo una reducción de emisiones de CO2 a la atmósfera de 1.000 toneladas así como la reducción de las emisiones de N02.

En la convocatoria de 2013 de los “Proyectos Clima” se podría incluir la sustitución de flotas más grandes como taxis, empresas de paquetería, de reparto o correos cuando estén más identificadas.

Este es un buen ejemplo de la colaboración público-privada en el desarrollo de una movilidad sostenible. Pero esta colaboración debería extenderse entre las propias administraciones puesto que, en Madrid, mientras la Comunidad la impulsa el Ayuntamiento la frena, congelando la implantación de puntos de recarga nuevos hasta que el mercado se desarrolle más y no realizando el mantenimiento de los ya  existentes.

El Proyecto Clima

El Proyecto Clima está  enmarcado en la última convocatoria de Proyectos Clima del Fondo de Carbono para una Economía Sostenible (FES-CO2). El viceconsejero de Medio Ambiente y Ordenación del territorio de la Comunidad de Madrid, Luis Asúa, declaró al respecto: “El objetivo de este proyecto es impulsar el despliegue de la movilidad eléctrica en nuestra región para reducir las emisiones de CO2, mediante un compromiso formal de renovación de la flota institucional”. Este mecanismo complementa a los previstos en el Protocolo de Kioto para facilitar, a los países de la Convención Marco de Naciones Unidas para el Cambio Climático la consecución de sus objetivos de reducción y limitación de emisiones de gases de efecto invernadero.

El Proyecto fue presentado en la primera convocatoria de los “Proyectos Clima”  realizada por la Oficina Española de Cambio Climático del MAGRAMA el pasado mes de mayo de 2012 y fue elegido entre los 40 aprobados de los  190 presentados en toda España.  El MAGRAMA cofinancia estos proyectos mediante la compra de las toneladas de CO2 reducidas (y verificadas por terceros independientes), a partir de las dotaciones presupuestarias de un nuevo Fondo de Carbono estatal, creado en la Ley 2/2011 de Economía Sostenible y denominado “FES-CO2”.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here