IBIL y la Comunidad de Madrid colaborarán para el desarrollo de las flotas eléctricas

0
439

El pasado lunes tuvo lugar el acto de presentación del acuerdo de IBIL Gestor de carga, con la Comunidad de Madrid para la colaboración en el fomento del uso del vehículo eléctrico en flotas públicas y privadas.

El acto, celebrado en las instalaciones de Repsol en Móstoles, precedió a una breve jornada en la que los implicados de las diversas administraciones dieron su punto de vista y mostraron los avances de cada uno de sus departamentos en el desarrollo de la movilidad eléctrica.

Uno de los objetivos del acto era mostrar la instalación de dos puntos de recarga en una de las gasolineras que Repsol opera junto a su sede de Móstoles y tras concluir el evento nos dirigimos allí con la intención de hacer una foto. Los responsables de la instalación nos negaron el permiso y cuando les dijimos que éramos periodistas nos dijeron expresamente: “Entonces peor”. Expresamos aquí nuestra indignación ante el hecho de coartar nuestra libertad de prensa.

El objetivo

Este convenio tiene el propósito de fijar las bases para impulsar la movilidad eléctrica en flotas públicas y privadas, mediante el uso de los vehículos eléctricos, así como desarrollar una red de puntos de recarga gestionados por un gestor de carga. IBIL dispone ya de una red de puntos públicos de recarga convencional y rápida, lo que permite aumentar la autonomía y la flexIBILidad del vehículo eléctrico. Los puntos de carga rápida permiten cargar un vehículo eléctrico en unos 15 minutos.

La Jornada

Borja Sarasola, consejero de medio ambiente y ordenación del territorio de la Comunidad de Madrid valoró el cambio a la electrificación de las flotas públicas o privadas, como fundamental para la mejora de la calidad del aire, ya que el transporte en Madrid tiene una incidencia del 45% en las emisiones de CO2 y del 68% en las de NOx. Tan sólo los 16.000 taxis que circulan por la capital son los responsables del 14% de las emisiones. Por su parte, Susana Magro, directora general de la Oficina del Cambio Climático, indicó que los proyectos enfocados a la reducción de emisiones, entre los que se encuentra el de IBIL, están siendo subvencionados por los presupuestos generales del Estado mediante los proyectos Clima. Las inversiones están aumentando año a año y se anuncian unos 14 millones de euros para 2014. Anunció también una partida de financiación del BEI de unos 200 millones de euros para proyectos hoteleros, y dejó entrever otro proyecto relacionado con la movilidad eléctrica que se hará público en quince días.

Mariano González, el director general de Evaluación Ambiental de la Comunidad de Madrid, consideró que la movilidad eléctrica es un pilar importante en la reducción de emisiones contaminantes, y que el hecho de que las olimpiadas puedan celebrarse en Madrid aumentaría su importancia.

Como comentábamos, el Proyecto Clima 2012 adjudicó un proyecto de movilidad con vehículo eléctrico de implantación en todo el territorio nacional a Repsol, como promotor e IBIL , como operador del mismo. La implantación de IBIL en todo el territorio nacional va paso a paso, y pretende monitorizar la energía eléctrica utilizada y calcular con ello las emisiones de CO2 evitadas.

Se echó en falta un debate en la jornada que permitiera plantear a los responsables las inquietudes de los asistentes y de los periodistas que nos encontrábamos en la sala. Los ponentes se limitaron a ofrecer datos de sus actuaciones y “hacerse la foto” como suele decirse.

Servicio integral de recarga

IBIL es el primer gestor de carga de vehículos eléctricos inscrito en la Comisión Nacional de la Energía que proporciona servicios de recarga en el ámbito privado (en garajes particulares y en empresas) y en el público. El gestor de carga es el único agente habilitado para vender electricidad en el ámbito público destinada a la carga del vehículo eléctrico.

El servicio integral de recarga de IBIL está basado en energía 100% renovable con certificado de origen, instalaciones, terminales inteligentes,  y un centro de control de la infraestructura de recarga. Desde este centro de control, se monitoriza perfectamente la entrega de la electricidad renovable a los vehículos, se pueden ver las curvas de carga de cada uno de los suministros de energía realizados, y realizar consultas e informes sobre las recargas efectuadas por vehículo. Además el centro de control está integrado con el servicio de atención al cliente de IBIL, permitiendo actuar con rapidez y evitar posibles incidencias.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here