GM y Honda se asocian para avanzar en el desarrollo de la movilidad con pila de combustible

0
381

General Motors y Honda firman un acuerdo para el desarrollo de tecnología de pila de combustible y de los sistemas de almacenamiento de hidrógeno, con el objetivo de poder comercializarlos en 2020. Ambas empresas trabajarán para avanzar en el desarrollo de infraestructuras de repostaje de hidrógeno, uno de los aspectos críticos para la viabilidad de los vehículos propulsados por pila de combustible y para su aceptación entre los consumidores.

GM y Honda pretenden crear nuevas tecnologías de almacenamiento de hidrógeno,  un sistema de pilas de combustible e investigar sistemas de repostaje, contribuyendo a que haya infraestructuras que hagan más viable el empleo del hidrógeno. Dan Akerson, CEO de GM, explicó, en relación al acuerdo, que “estamos convencidos de que es la mejor manera para desarrollar ésta importante tecnología, que tiene el potencial de ayudar a reducir la dependencia sobre el petróleo y de establecer una movilidad sostenible.” Por su parte, Takanobu Ito, CEO de Honda, expresó que está “entusiasmado de formar este acuerdo con GM para fusionar nuestras tecnologías líderes y crear un sistema avanzado que será no solamente capaz, sino también económico.”

Fabricar una pila de combustible tiene un coste muy alto por el uso de platino y de fibra de carbono para los tanques de almacenamiento del gas. Con esta colaboración, las empresas automovilísticas ahorrarán costes, al compartir suministradores de componentes. Por otro lado, la energía del hidrógeno tiene dos ventajas indiscutibles frente a los combustibles fósiles: es infinita y totalmente limpia para el medioambiente. La energía necesaria para la producción del hidrógeno se obtiene de la energía eólica y la biomasa, y en los coches eléctricos proporciona más autonomía y un tiempo de recarga muy inferior, que les permite recorrer una distancia de unos 640 km en modo autónomo con un repostaje de tres minutos.

Récord de patentes de pila de combustible

General Motors y Honda son las empresas que más patentes de pila de combustible registraron entre 2002 y 2012, según el Índice de Crecimiento del Número de Patentes en Energía Limpia (ICPEL). Con el programa Project Driveway, varios usuarios de GM  condujeron cinco millones de kilómetros con un total de 119 unidades del todo camino Chevrolet Equinox, modificadas para funcionar mediante hidrógeno.

Honda creó el primer modelo de serie con pila de combustible FCX, en el año 2002. Éste se empezó a comercializar en régimen de alquiler, colocando un total de 85 unidades con este sistema. En 2009 llegó una nueva generación: el FCX Clarity, que se renovará por completo en 2015. Esta nueva generación se lanzará inicialmente en Japón y Estados Unidos y, posteriormente, se venderá en Europa.