Ganvam pide el adelanto del PIVE 7 ante el agotamiento del plan anterior

0
341

A pesar de que los Presupuestos Generales del Estado prevén la puesta en marcha de un nuevo plan PIVE, el agotamiento de los 175 millones de euros de dotación del PIVE 6 han hecho saltar las alarmas de los concesionarios que temen que se eche el freno a las ventas antes de que acabe el año.  

Según Ganvam, los incentivos a la compra de vehículos harán que octubre se destaque con un 23% de subida en las ventas con respecto al pasado mes de 2013, llegando a sumar 14 meses de crecimiento consecutivo, y estimando unas ventas de 850.00 unidades a final de este año. En la jornada celebrada ayer en Madrid sobre el futuro del sector y la rentabilidad de la distribución, los vendedores consideraron que la continuidad del plan PIVE es fundamental para la recuperación del mercado. Por eso propusieron el adelanto del nuevo PIVE 7 para evitar que se detenga la inercia positiva de las ventas. Como valor añadido, los vendedores creen que el plan actúa como rejuvenecedor del parque, evitando la siniestralidad y el mejorando el medio ambiente.

 Ganvam considera el mercado de ocasión mileurista una lacra y propone incluir el Plan a vehículos de más de 10 años a cambio de uno de ocasión.  La situación actual de crisis ha hecho que el coche de menos de 1.000 euros sea una de las piezas más codiciadas de los compradores por su facilidad de pago al contado. El problema según Ganvam es que este tipo de vehículos conlleva riesgos en la seguridad y el medio ambiente. De esta manera los concesionarios oficiales conseguirían atraer una buena cuota del mercado que ahora están perdiendo por la venta pirata, que según Ganvam maneja un montante de unos 300 millones de euros al año. Hay que tener en cuenta que este año se venderán el doble de VO que de vehículos nuevos.

 Por otro lado, la asociación reclama una vez más a la Administración que ponga cerco a talleres que operan al margen de la ley, y que suponen más de 350 millones anuales defraudados en impuestos y cotizaciones sociales.

 Impuesto medioambiental y otras medidas

Por último, Ganvam reclamó una fiscalidad del automóvil orientada, como en otros países de nuestro entorno, al uso del coche en lugar de a la compra. De esta forma se eliminaría el “anacrónico” Impuesto de Matriculación, y supondría probablemente un aumento en los impuestos de circulación en función de criterios medioambientales.

La desaparición del impuesto de matriculación y el aumento del de circulación en determinados modelos podría ser determinante en el crecimiento de las ventas de vehículos híbridos y eléctricos, que dejarían de tributar ese impuesto.  

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here