El futuro de BMW: autonomía extendida y tracción total

0
748

En 2022 toda la gama de BMW, desde la serie 3 hacia arriba, incluyendo a Rolls- Royce, podría implementar tecnología eléctrica de autonomía extendida con tracción a las cuatro ruedas, mediante el escalado de los motores y las baterías.

El plan de BMW de incorporar una versión con  tecnología híbrida enchufable en toda su gama está haciendo que sus ingenieros se replanteen el diseño de los nuevos modelos desde el principio. La inclusión de una batería de alto voltaje con un peso extra, obliga en primer lugar a reducir el peso de la carrocería con la utilización de materiales mixtos, algo que ya hemos podido ver en la recién presentada serie 7.

En los planes de BMW está la incorporación de una nueva generación de la serie 3 con la tecnología de motores que conocemos actualmente y que se espera para 2018, antes de que, en 2022, esté preparado el salto a la carrocería de fibra de carbono. Un tiempo prudencial, necesario para que se reduzcan los costes de producción.

La siguiente fase de este gran cambio de reingeniería es el replanteamiento del sistema de propulsión, similar al principio básico del híbrido en serie del Chevrolet Volt. Este consta de tres motores. Dos eléctricos, el primero de tracción que actúa sobre las ruedas delanteras, el segundo un generador y el tercero, de combustión, como extensor de rango. BMW mantendrá la tracción en el eje trasero, donde situará el motor eléctrico principal. El segundo motor se situará en el eje delantero y,  además de generar electricidad gracias al de combustión, también podrá mover las ruedas con lo que la tracción total estará disponible en todos los futuros BMW. Tal y como ocurre en el BMW i8 el túnel central y el espacio del depósito de combustible, ahora menor,  será el que ocupe la batería que impulse los motores eléctricos.

En un uso normal el motor eléctrico delantero será el que mueva este eje. A velocidades superiores a 80 km/h el motor térmico, que se usa habitualmente para generar electricidad, podrá unirse a la transmisión mediante un sistema planetario ayudando a impulsar las ruedas delanteras tal y como hacen el Chevrolet Volt o el Mitsubishi Outlander PHEV. El motor de combustión ayudará aproximadamente en el 10% del recorrido, dejando el resto del trabajo para los dos eléctricos.

El motor de combustión incorporará una transmisión de la que aun no hay ningún detalle concreto aunque es muy probable que sea un engranaje planetario y no tenga más de tres velocidades, mucho menos costosa que un sistema de transmisión de doble embrague de ocho o nueve relaciones.

bmw autonomia extendida 2022 - 700

Con estas características el motor de combustión será mucho más pequeño, su función principal será generar electricidad, puesto que ayudará al movimiento durante poco tiempo  y no necesitará suministrar par a las ruedas ya que de eso se encargarán los motores eléctricos. Por ello no necesita turbocompresor, ni intercooler, ni sistema valvetronic. También se reducirá el sistema de control de emisiones y el sistema de frenado será más pequeño, más ligero y más barato, al implementar un sistema regeneración mediante los motores eléctricos. Se elimina el árbol de transmisión y buena parte del tanque de combustible. Las reducciones en la parte mecánica, junto con las de la carrocería, darán como resultado un vehículo que, por ejemplo en la serie 3, podría llegar a pesar 100 kilogramos menos, compensando en parte el incremento de peso que supone la batería.

Este sistema de propulsión híbrido podría escalarse a lo largo de todos los modelos de BMW. Los motores pueden fabricarse en diferentes tamaños y potencias, al igual que las baterías pueden tener diferentes capacidades, de forma que este tren de potencia puede ser compartido por un serie 3, un X5 e incluso incorporarse a un Rolls-Royce, lo que supone un ahorro considerable en los costes de producción y en los de I+D.

Se rumorea que BMW ya está probando un prototipo de cuatro plazas con parte de la tecnología descrita aquí. Su peso sería de unos 1.200 kg con un coeficiente Cx de 0,18 y estaría logrando consumos del orden  de 0,4 litros cada 100 km.

Fuentes: electric-vehiclenews.com

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here