Adif ahorra casi 12.000 euros en energía eléctrica en dos meses gracias a la corriente continua reversible

0
573

Hace unos meses, el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias Adif anunciaba la puesta en marcha de un prototipo de subestación eléctrica de corriente continua reversible en Málaga, en La Comba, que iba a permitir el aprovechamiento de la energía generada en el proceso de frenado de los trenes. Dos meses después, ha conseguido un ahorro de 12.000 euros en electricidad.

La subestación eléctrica de corriente continua reversible de La Comba (Málaga), en la línea de ancho convencional Málaga-Fuengirola, ha permitido disminuir en 11.464 euros el gasto de energía eléctrica entre noviembre y diciembre de 2014.

La subestación de La Comba

Ya os contábamos que Adif iba a poner en marcha un sistema pionero en Europa en sistemas ferroviarios, aprovechando la energía generada en el proceso de frenado de los trenes y evitando así su disipación en las resistencias de freno reostático.

Pues bien, lo ha conseguido. El ahorro en tan solo dos meses, noviembre y diciembre de 2014, es consecuencia de la devolución de 172.685 kWh a la red de distribución, que suponen un 12,75% del consumo de la línea Málaga-Fuengirola en las actuales condiciones de explotación.

Este innovador sistema permite recuperar la energía generada en el proceso de frenado de los trenes y la devolución de más de 84.000 kWh cada mes a la red de distribución de Endesa. Por ello, constituye una importante herramienta para la mejora de la eficiencia energética del transporte ferroviario.

Balance neto de energía

La facturación por balance neto de la energía, consistente en descontar a la energía entrante la saliente y no consumida en instalaciones propias, comenzó el pasado mes de noviembre, una vez concluido el proceso para la obtención de autorización de vertido del excedente de energía.

El ahorro económico que supone este sistema pionero, capaz de aprovechar una energía que en otras condiciones se disiparía, permitirá, en las condiciones actuales de mercado, recuperar en un plazo inferior a diez años la inversión realizada, de aproximadamente 655.000 euros.

Por otra parte, la energía recuperada y vertida a la red de distribución es de origen no contaminante y equivale a la no emisión de 34 toneladas de CO2 al mes.

Cómo funciona el sistema

El prototipo cuenta con un sistema recuperador de energía que permite el paso de la infraestructura eléctrica ferroviaria, en corriente continua, a la red eléctrica de distribución, en corriente alterna, pudiéndose recuperar un porcentaje de la energía consumida en la línea donde está ubicado.

El sistema, que consta de un equipo inversor de 2 MW de potencia, que funciona encaminando la energía sobrante de los procesos de frenado de las circulaciones, y supone una importante herramienta de mejora de la eficiencia energética del transporte ferroviario al regenerar energía de esta subestación hacia la red de distribución.

Este proyecto, enmarcado en el Plan de Eficiencia Energética de Adif y dentro del programa de Proyectos de I+D+i, ha sido desarrollado por Adif, Isolux Corsán e Ingeteam. Los estudios y simulaciones previas realizadas concluyeron que la incorporación de un equipo recuperador en la subestación de La Comba permitía recuperar un porcentaje elevado de la energía generada en toda la línea Málaga-Fuengirola sin necesidad de implementar equipos similares en el resto de subestaciones del tramo, las colaterales de Carvajal y Los Prados.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here