Tesla podría renunciar al intercambio de baterías

0
607

El programa de intercambio de baterías de Tesla se inició con una primera instalación en la población de Coalinga en California. Durante los primeros meses de funcionamiento su uso ha sido muy escaso a pesar de las invitaciones gratuitas repartidas para probar el servicio.


Tesla puso en marcha su programa de intercambio de baterías como alternativa a aquellos que no podían esperar el tiempo que supone la recarga en la red de supercargadores gratuita a disposición de sus clientes. En menos de 2 minutos,
Tesla es capaz de cambiar la batería por una completamente cargada para que el conductor pueda seguir su viaje con un coste similar al del llenado de un depósito de gasolina.

Elon Musk, CEO de Tesla, ha hablado sobre la experiencia durante los primeros meses de funcionamiento de la estación inaugurada a finales del año pasado, que servía como programa piloto para evaluar su viabilidad. La conclusión es clara y Musk fue muy honesto en su respuesta: el sistema no interesa a sus clientes.

Para comenzar los ensayos la empresa repartió 200 invitaciones para realizar una prueba gratuita que solamente han sido utilizadas por cuatro o cinco personas. Viendo el resultado han decidido ampliar la invitación a todos sus clientes aunque las expectativas son similares y no esperan una demanda mucho más allá de la anterior.

La conclusión de Elon Musk es que existiendo la red de supercargadores gratuitos, de por vida y lo suficientemente rápidos, el sistema de intercambio de baterías no es una necesidad real. Recargar por completo la batería de un Tesla Model S de 85 kWh puede llevar aproximadamente una hora, después de haber recorrido 400 kilómetros. El tiempo necesario para estirar las piernas y comer. Los casos en los que sería necesario hacer esta operación en 2 minutos para continuar su viaje inmediatamente serán contados.

intercambio baterias tesla - 700Tesla inició este programa porque, a pesar de estar convencidos de que los supercargadores iban a ser la opción más utilizada por sus clientes, querían saber si el intercambio de baterías iba a tener demanda real. Tras la experiencia es poco probable que Tesla continúe con la expansión de este sistema.

La reflexión de Elon Musk parece acertada, aunque hay algo que no tiene en cuenta y que no menciona. Para poder acceder al servicio de intercambio de batería es necesario hacer una reserva previa. Sin embargo los supercargadores no tienen esta limitación. Si ambos sistemas compitieran en igualdad de condiciones, ¿el resultado de la prueba hubiera sido el mismo?

Fuentes: The Verge, AutoblogGreen y 240sxmagazine.com

T

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here