Estonia. Primera red nacional de carga rápida

0
466

El 20 de febrero Estonia inauguró su red nacional de carga rápida de vehículos eléctricos. Es la primera red que abarca un territorio nacional completo. Un primer modelo de implantación de movilidad eléctrica que puede servir de ejemplo para el desarrollo de toda una serie de tecnologías que ya están en camino.

Si bien es cierto que Estonia  tiene una superficie aproximada de 45.000 km2 y una población de unos 1.300.000 habitantes, datos muy similares  en España a la Comunidad Autónoma de Aragón, esta infraestructura puede considerarse el mayor proyecto piloto que se hubiera podido estudiar nunca.El parque de vehículos eléctricos estonio es el segundo de Europa tras el de Noruega. En total 650 vehículos eléctricos recorren sus carreteras, es decir, uno de cada 1.000 es eléctrico. Aunque esta cantidad parezca pequeña, que lo es, el gobierno ha decidido apostar por la movilidad eléctrica: “El hecho de que la recarga sea tan fácil es una de las principales razones por las que cada vez más estonios se decidirán en favor de los coches eléctricos en el futuro.  Toda nuestra política de transporte debería estar basada en la noción de que desplazarse de forma respetuosa con el medio ambiente es la solución más simple y barata que existe”, dijo el Ministro de Medio Ambiente de Estonia, Keit Pentus-Rosimannus, en un comunicado. Estonia ofrece subvenciones de hasta el 50 por ciento en la compra de vehículos eléctricos.

Para que viajar por Estonia en un vehículo eléctrico sea una realidad, y se pueda atravesar el país en cualquier dirección, los 165 cargadores rápidos de corriente continua se han instalado en áreas urbanas de más de 5.000 habitantes y en las principales carreteras del país. La máxima distancia entre ellos es de 60 km con lo que el famoso efecto  “range anxiety” nunca se producirá.

La red de cargadores, conectados por internet  con un centro de control,  ha sido suministrada e instalada por ABB. El modelo seleccionado es el Terra 51 DC cumpliendo la norma de carga CHAdeMO (estándar de los fabricantes japoneses) que admite potencias de hasta 50 kW en corriente continua y 25 kW en alterna. Recordamos que, por ejemplo un Nissan Leaf dispone de una batería de 24 kWh con lo que la carga total oscilaría entre 15 y 30 minutos, dependiendo del sistema. Un Mitsubishi i-Miev (y sus equivalentes franceses Peugeot  Ion y Z-Cero) con 16 kWh tardarían un poco menos.

abbEstonia2

Ulrich Spiesshofer, director de la división Discrete Automation and Motion de ABB afirmó: “ABB está muy satisfecha de haber construido la primera red nacional en el mundo de equipos de carga rápida de vehículos eléctricos. Ahora que disponen de esta red de carga rápida, los conductores se animarán a cambiar a vehículos eléctricos y también otros países se verán motivados a invertir en sus propias infraestructuras de carga”.

El contrato fue adjudicado a ABB en 2011 e incluye 5 años de soporte técnico.  ABB la completó en 6 meses incluyendo toda la infraestructura informática. Los gestores de recarga serán empresas locales y se unificarán los sistemas de pago que se basarán en los de los aparcamientos.

Fuentes: ABB y Smarplanet

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here