Eléctricos, híbridos, pila de combustible… el que acierte gana

0
435

La encuesta global 2013 a los directivos de la automación que KPMG ha realizado recientemente, puede dar las claves de lo que será el mercado del automóvil para los próximos años, pero las inclinaciones de los encuestados varían rápidamente de año en año, con lo que el que acierte hoy con la dinámica de la próxima década puede tomar la delantera de un mercado de miles de millones de euros. 

El estudio de la firma KPMG ha entrevistado a 200 directivos de grandes empresas del mundo del automóvil, incluyendo fabricantes, suministradores, distribuidores, compañías financieras, alquiladores y suministradores de servicios de movilidad. Precisamente estos líderes de grandes empresas se enfrentan a decisiones cruciales que harán que sus marcas triunfen en los próximos diez años o que vayan a remolque de las que tomaron la decisión adecuada en el momento justo.

¿Cual sería la mejor decisión? ¿Afrontar los retos de la movilidad eléctrica a sabiendas de los altos costes de las baterías, de su baja autonomía, o del incipiente desarrollo de la infraestructura de recarga, o mejorar los motores de combustión haciéndolos más eficientes y menos contaminantes y aprovechar el tirón del mercado de los países emergentes?

Efectivamente los fabricantes de automóviles de todo el mundo tienen puestas sus esperanzas en el aumento de la demanda en las naciones en vías de desarrollo, mientras que la movilidad eléctrica pura se ha desvanecido un poco y se apuesta por los híbridos y la mejora de la combustión interna. En estos mercados incipientes BRIC (Brasil, Rusia, India y China), los consumidores aún aspiran a tener coches más grandes como todoterrenos y SUVs, y como en los países desarrollados, la recesión, los altos costes del combustible y las restricciones a la circulación urbana están frenando las ventas, es normal que los fabricantes se estén fijando en ellos para desarrollar su mercado dirigido a las clases medias.

Preferencias de compra

En la decisión de compra actual, el precio del vehículo afecta más que el hecho de ser “verde”, y la importancia del consumo de combustible será la prioridad número uno para los próximos cinco años. En cuanto al medio ambiente, ha crecido el número de encuestados que lo dan más prioridad, pero lo que más ha aumentado es el número de compradores que buscan una mayor vida útil del vehículo, síntoma claro de la crisis actual. Del mismo modo, el comprador ahora prefiere coches prácticos a coches con buen diseño.

Opciones

En la decisión de compra del vehículo eléctrico, el 78 por ciento de los encuestados se muestra preocupado por el coste de las baterías y de la recarga. Es significativo el hecho de que los encuestados muestran objeciones a la duración de la vida de las baterías.

La opción más aceptada entre los encuestados es la de los híbridos enchufables, por delante de los híbridos convencionales y de los eléctricos puros, pero se detecta una cierta preocupación por una red de puntos de recarga suficientemente cercana entre sí para poder tener suficiente autonomía.

Por países

En China, el 44 por ciento de los encuestados afirma que la tecnología de pila de combustible será la opción más prometedora. Sin embargo en Japón se han decantado claramente por los híbridos enchufables. Ya en mayo de 2012, el 20 por ciento de los vehículos matriculados pertenecían a este rango. En Rusia sin embargo son optimistas acerca de la tecnología de baterías, mientras que en India las pilas de combustible son la opción preferida.

Conclusiones

El futuro de la movilidad eléctrica se debate entre los híbridos enchufables, la pila de combustible o la batería eléctrica, y aún no sabemos cual será la tecnología dominante, pero lo que está claro es que los vehículos convencionales irán perdiendo terreno paulatinamente en los próximos diez años. En el corto plazo, es posible que el conductor particular prefiera un híbrido enchufable, mientras que las flotas pueden optar por los coches eléctricos ya que tienen un mayor acceso a las instalaciones de recarga. El motivo de compra ha variado: ahora la prioridad es el componente práctico sobre el emocional.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here