El transporte de las próximas décadas irá hacia modelos híbridos y eléctricos y la micromovilidad

0
355

 

Tanto si se trata de Moscú, Tokio o Shanghái, las megaciudades de todo el mundo están hiperpobladas y cada día se ven afectadas por graves problemas de tráfico y embotellamientos. ¿Cuál es la solución? Todo apunta hacia la micromovilidad, los vehículos pequeños, las bicicletas eléctricas y hacia modelos respetuosos con el medio ambiente, como vehículos híbridos y eléctricos.

 

La movilidad no sólo es una necesidad básica del ser humano, sino que también está fuertemente relacionada con el crecimiento económico. Esto no se aplica sólo al tráfico de viajeros, sino también al transporte de mercancías, sobre todo por carretera. Los expertos parten del supuesto de que existe un efecto de refuerzo mutuo entre el volumen de transporte y el rendimiento económico.

Debido a la reducción de los recursos disponibles y a los grandes retos relacionados con el cambio climático, aumenta la demanda mundial de energía limpia. Se requiere un cambio radical de mentalidad a nivel global y una optimización de todos los elementos de la cadena energética, desde la generación y el transporte hasta la conversión y la utilización de la energía.

Estrategia de crecimiento

La multinacional alemana Schaeffler, como proveedor mundial de los sectores de la automoción y la industria, ha participado en estudios de investigación y desarrollo, en colaboración con los clientes y los socios de negocio, y ofrece soluciones relevantes para la “Movilidad del mañana”.

Las megatendencias de globalización, urbanización, digitalización, escasez de recursos, energías renovables y la creciente demanda de movilidad asequible comportan unos requerimientos de mercado y unos modelos de negocio diferentes y mucho más dinámicos. Los accionamientos compatibles con el medio ambiente, la movilidad urbana e interurbana y la cadena energética son los campos de interés de sus estudios.

El prof. Dr.-Ing. Peter Gutzmer, consejero delegado de Investigación y Desarrollo de Schaeffler AG, asegura que “nuestra fuerza reside en nuestros amplios conocimientos, que abarcan desde el sector de la automoción, pasando por diferentes formas de movilidad urbana e interurbana, como los vehículos de dos ruedas, los ferrocarriles y la aviación, hasta las formas de generación de energía, como la energía eólica, la energía solar y la energía hidráulica”.

Compatible con el medio ambiente

El motor de combustión interna convencional irá perdiendo importancia hasta el 2030 y será reemplazado por los accionamientos híbridos y eléctricos. Schaeffler ha desarrollado vehículos de demostración adaptados al mercado de cada región del planeta, como por ejemplo el vehículo concepto Efficient Future Mobility India, con control electrónico del embrague, o el Efficient Future Mobility North America, que demuestra la manera de reducir un 15% adicional el consumo de combustible gracias a las innovaciones de Schaeffler para el mecanismo de transmisión.

Micromovilidad

Schaeffler está participando activamente en una nueva tendencia, el sistema de motores eléctricos de rueda eWheelDrive. Con este motor, Schaeffler proporciona una propulsión dinámica gracias a sus 40 kilovatios de salida. El diseño compacto de los módulos de accionamiento en la llanta de la rueda crea más espacio en el interior del vehículo y mejora su manejabilidad. Los sistemas de motores eléctricos en rueda altamente integrados son una clave para los nuevos sistemas de vehículos que se necesitarán en las megaciudades.

Las bicicletas eléctricas modernas ya representan la solución perfecta para trasladarse en las grandes urbes. Gracias a innovaciones como los rodamientos para ejes de rueda con sensor integrado y el sistema de cambio de marchas automático FAG-VELOMATIC, Schaeffler contribuye a establecer la bicicleta eléctrica como el medio de transporte del futuro.

La movilidad interurbana

En los sectores del transporte ferroviario a grandes distancias y la logística, los requerimientos son elevados. Existe la necesidad de unos medios de transporte más rápidos que permitan unas posibilidades de uso más flexibles y no representen una fuente de contaminación ambiental importante.

Otro factor importante es el transporte de mercancías por barco. En la flota mundial actual, el 30% de los barcos en uso tienen más de 25 años, por lo que existe una necesidad urgente de modernización.