El proyecto Green eMotion o como viajar por Europa con una sola tarjeta de recarga

0
429

Aunque los viajes en vehículo eléctrico aun necesitan que las baterías proporcionen algo más de autonomía, cuando esto ocurra será necesario poder pagar la electricidad de las recargas de forma sencilla y clara. Proyectos como GeM persiguen la interoperabilidad de las redes de recarga.

Enel y Endesa participan en el proyecto GeM (Green eMotion) creado para demostrar la interoperabilidad entre las redes de recarga de distintas regiones. El objeto del proyecto es que cuando el usuario pase su tarjeta por un punto de recarga este lo identifique a él y a su operador de carga y facture la energía que le ha sido suministrada. Las dos empresas han demostrado que es posible que un usuario con tarjeta de recarga de Endesa pueda cargar su coche eléctrico sin problemas en un punto de Enel en Italia y viceversa.

Este proyecto europeo tiene desplegados ya 1.239 puntos de recarga y 433 vehículo eléctricos asociados a él. De esta forma la disponibilidad de puntos de recarga se multiplica, lo que para el usuario del vehículo eléctrico supone una reducción de la famosa ansiedad por el rango, que no solo está provocada por la autonomía sino también por la escasez de puntos de recarga y  la complicación añadida que supone la compatibilidad del sistema de pago.

Enel se encargará a partir de ahora de la coordinación de los servicios de interoperabilidad entre las regiones asociadas a Green eMotion.

GeM-int

Los socios

El proyecto Green eMotion se creó en 2011 con una duración de cuatro años, cuenta con un presupuesto de 42 millones de euros y 42 socios europeos. Su principal objetivo es propiciar una base para la implantación paulatina de la movilidad eléctrica en Europa mediante la experiencia que otorgan pequeños  proyectos demostrativos. Pertenecen a él:

  • Empresas energéticas: Además de Enel y Endesa participan Danish Energy Association, EDF, ESB, Eurelectric, Iberdrola, RWE y PPC.
  • Empresas industriales: Alstom, Better Place, Bosch, IBM, SAP, DLR y Siemens.
  • Fabricantes de automóviles: BMW, Daimler, Micro-Vett, Nissan y Renault.
  • Ayuntamientos: Barcelona, Bornholm, Copenhague, Cork, Dublín, Málaga, Malmö y Roma.
  • Universidades e instituciones de investigación: Cartif, Cidaut, DTU, ECN, ERSE, Imperial, IREC, TCD y Tecnalia.
  • Centros tecnológicos: DTI, fka y TÜV Nord.

Otros proyectos similares

Ya hemos hablado en otras ocasiones de la necesidad de unificar las redes de recarga para que no sea un problema añadido el poder pagar la energía que cargamos en las baterías por no disponer de la tarjeta necesaria. En su día hablamos del proyecto piloto ICT4EVEU entre IBIL e Iberdrola para poder viajar entre Euskadi y Navarra pudiendo recargar en ambos extremos. También informábamos sobre sistema de eRoaming Hubject de BMW, Bosch, Daimler, EnBW, RWE y Siemens, para la tarificación mediante CleanCharge, que permite la intercomunicación de las redes de recarga europeas.

Fuentes: Ambientum y Endesa

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here