El Ford Focus eléctrico se empieza a fabricar en Europa

0
544

Un auténtico superventas como el Ford Focus se pasa al bando eléctrico. En Estados Unidos se vende desde finales de 2012 y desde este mes de junio ha empezado a fabricarse en Europa.  

Los entusiastas de los coches eléctricos se dividen en dos bandos: los que quieren pasar desapercibidos y los que quieren que todo el mundo sepa que van en uno. Para los primeros  llega el  Ford Focus eléctrico. 

Esta característica casi siempre es un  lastre que los diseñadores tienen que superar puesto que en un habitáculo que no ha sido creado para ser eléctrico es más complicado poner  todo lo necesario y que, además,  quede tan bien como en el térmico. El perjudicado, en casi todos los casos, es el maletero e incluso las plazas traseras que tienen que ceder su espacio a la batería. En un eléctrico nato esta iría situada en la parte baja del vehículo, haciendo descender el  centro de gravedad y elevando algo la posición de los ocupantes. Pero ese lastre se convierte en ventaja cuando se quiere pasar “casi” desapercibido o se tiene alguna duda sobre la estética de algunos eléctricos.

Ford fabrica este coche en la planta de Wayme, en Michigan, y ha invertido 16 millones de euros en la de Saarlouism, en Alemania, para la producción europea. Se espera que esté a la venta  en agosto, aunque aún no se ha desvelado su precio. Es Estados Unidos es de 39.200 dólares, unos 30.000 euros al cambio, sin ayudas.

Características

Ford ha cambiado pequeños detalles como la parrilla delantera y el paragolpes y ha aumentado en 3 centímetros su longitud que es de 4,39 metros.  A su vez el peso asciende 314 kg que en buena parte son culpa de las baterías. Es curioso el diseño del anillo situado alrededor de la boca de recarga en la aleta delantera izquierda. Se ilumina al ponerlo a cargar y al abrir el coche permite saber la carga de la batería en función del os cuadrantes que se encienden. En el interior cambia la tapicería que es  100% reciclable (salvo que se elijan los asientos de cuero).

El equipamiento, al menos en la versión americana, es abundante. Va desde llantas de 17 pulgadas hasta faros de xenón y pilotos  led de serie, pasando por asientos calefactables,  control de velocidad  e incluso el sistema Sync con MyFord Touch que permite conocer el estado de carga de la batería, la distancia a los puntos de recarga cercanos o el margen de autonomía. Toda esa información se puede transmitir y monitorizar mediante teléfono inteligente e incluso programar la carga del vehículo desde él.

Con un motor de 99 kW (134 CV)  un par de 243 Nm  disponible desde cero el Focus no es una excepción  dentro de los coches eléctricos al ofrecer toda la potencia nada más pisar el acelerador. Las baterías, fabricadas por LG Chemical son de 23 kWh, todo un estándar, homologando, en el ciclo de laboratorio americano EPA, 160 kilómetros.

La potencia de recarga máxima es de 6,6 kW permitiendo hasta 32 A de corriente alterna, pudiendo recargar completamente las baterías en 4 horas.

Otros Ford “eléctricos”

focusint2

Actualmente Ford tiene otros modelos electrificados que se venden únicamente en Estados Unidos. Al Ford Focus eléctrico  se suman el C-MAX  Hybrid y el Ford Mondeo  Hybrid ambos con una variante más denominada Energi cuando son enchufables. Ford tiene previsto traer estas dos variantes enchufables a Europa el año que viene.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here