El BMW i8 definitivo estará en el salón de Fránkfurt

0
461

Tras la presentación mundial del i3 BMW sigue apostando por la movilidad sostenible con el i8, un deportivo híbrido enchufable llamado a pelear por un segmento muy distinto al de su hermano eléctrico.

BMW ya ha llevado al i8, como prototipo, a algunos salones del automóvil. Este año en Fránkfurt  se presentará la versión definitiva de producción. Aunque BMW aun no nos ha dejado ver sus fotos sin el camuflaje sí nos ha informado de las características técnicas definitivas. Carrocería ligera, tecnología híbrida y comportamiento deportivo definen el nuevo reto de BMW. Como reza su eslogan: posee lo mejor de los dos mundos.

Al igual que el i3 la arquitectura LifeDrive es la protagonista de su diseño. El módulo Drive de aluminio incorpora, en la parte delantera, la electrónica de potencia, la caja reductora y el motor eléctrico y, en la trasera,  la transmisión y el motor de combustión. La batería  se sitúa en la zona central, ligeramente desplazada hacia delante y sobre un bastidor de aluminio. La jaula del habitáculo 2+2 de plástico reforzado con fibra de carbono es el elemento principal. Gracias a estos materiales se compensa el peso extra del motor eléctrico y la batería. Tapicerías de piel de alta calidad curtidas con substancias naturales, soporte de magnesio para el salpicadero y material espumado en los conductos de climatización también contribuyen a la reducción del peso dejándolo en 1.490 kg con una distribución del peso del 50:50.

Características técnicas

Sus dimensiones: 4.689 milímetros de largo, 1.942 de alto y 1.293 de alto y una distancia entre ejes de 2.800 milímetros le confieren una figura totalmente deportiva con un coeficiente Cx de 0,26. La apertura de las puertas hacia adelante facilita el acceso a un coche en el que el habitáculo va pegado a la carretera.

El motor de gasolina se sitúa en el eje trasero. Es de tres cilindros, 1.499 cm3 y tecnología TwinPower y desarrolla una potencia de 231 CV (170kW) y un par máximo de 320 Nm.

El motor eléctrico, situado en el eje delantero, tiene una potencia de 96 kW (131 CV) y 250 Nm. La batería de ión-litio, recargable, permite realizar, en modo eléctrico, hasta 35 km a una velocidad máxima de 120 km/h realizando una conducción eficiente y relajada. La recarga mediante el conector Mennekes se mueve entre las 3 horas con un enchufe doméstico y las 2 con un wallbox. La autonomía total es de 500 km con el depósito de gasolina lleno.

BMWI8-INTCHASIS

En total 362 CV (266 kW) y un par combinado de 570 Nm. Acelera de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos con una velocidad máxima limitada electrónicamente de 250 km/h. El consumo promedio según el ciclo NEDC de laboratorio es de 2,5 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 59 g/km.

El funcionamiento

Con esta configuración híbrida el BMW i8 puede proporcionar tracción total. El motor principal de gasolina  propulsa al BMW i8 y el eléctrico, de tracción, colabora en él buscando el máximo dinamismo y eficiencia. El alternador, que hace las funciones de motor de arranque para poner en marcha el motor de combustión, también se encarga de generar energía y recargar la batería en las frenadas y deceleraciones.

La transmisión de la potencia a las ruedas traseras del motor de gasolina es automática y dispone de 6 marchas. El eléctrico transmite su potencia a las ruedas delanteras mediante una caja integrada de dos niveles.

BMWI8-INTEXT

Cuenta con un sistema inteligente de control automatizado (Driving Experience Control) que garantiza deportividad y eficiencia. El control de distribución permite variar la carga; al entrar en una curva la impulsión se aplica a los dos ejes pero con mayor fuerza en el trasero para aumentar la precisión del giro. Al salir de ella, cuando el ángulo de giro de la dirección es menor, se nivela la carga por igual a los dos ejes.

Además el conductor puede variar las preferencias de conducción con un selector de modo de propulsión y otro de reglajes del chasis. La caja de cambios automática dispone de una posición SPORT que permite el cambio manual, más deportivo. La entrega de potencia es más dinámica en los dos motores aunque permite la recuperación de energía. Los reglajes del chasis se mueven entre la conducción deportiva y eficiente del modo CONFORT y la optimización del ECO PRO que favorece la recuperación de la energía  desacoplando el motor de gasolina en las deceleraciones. Este modo aumenta la autonomía en 20 km.

Precio y disponibilidad

Se espera que el BMW i8 esté disponible el próximo verano y su precio rondará los 100.000€.

Fuente: BMW

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here