Desvelado el Tesla Model S P85D (VÍDEOS)

0
443

El anuncio de Elon Musk del pasado 2 de octubre y su misteriosa “D” hizo volar las informaciones con especulaciones sobre modelos nuevos, modelos cambiados de nombre o, lo que ha ocurrido al final, una nueva versión del ya conocido Model S.

No es que sea poco, porque la nueva versión del Model S nos trae algunas mejoras muy interesantes que ahora repasaremos, pero, porque negarlo, nos hubiera gustado una sorpresa en forma de un nuevo modelo en un rango de precio más bajo aunque es cierto es que parecía bastante complicado.

Vamos con la nueva versión del Model S. La famosa “D” representa la tracción total (que viene de la clásica denominación 4WD) mediante dos motores, uno en cada eje, y una potencia total de 515 kW (691 CV). El nuevo motor delantero aporta 165 kW (221 CV). El par motor se eleva hasta los 931 Nm que le proporciona una aceleración aún mayor que la de la versión anterior. Ahora de 0 a 100 km/h solo tarda 3,2 segundos  y es capaz de desarrollar una velocidad de 249 km/h. Además esto supone un incremento de la autonomía de  16 kilómetros lo que le lleva hasta los 442 en total (275 millas), a pesar de haber incrementado su peso en 132 kilogramos, eso sí, con una distribución de peso de 50:50. ¿Cómo se explica esto?

La gestión electrónica de la potencia es la respuesta. En función del terreno que se recorra y de las solicitudes del conductor, el ordenador decide que motor debe funcionar: delantero, trasero o ambos. A velocidad constante es el motor delantero el encargado de mantener la velocidad, mientras que las aceleraciones son responsabilidad del trasero.

Siendo esta la característica más importante, recordamos que en los famosos tweets de Elon Musk había otra letra que no quiso desvelar. Esta letra era la “A” y representa un conjunto de tecnologías dirigidas a la conducción autónoma. Estas tecnologías, que ya está fabricando Tesla, incluyen un radar de largo alcance y una cámara de reconocimiento de imágenes que puede reconocer, en un entorno de 360º, señales, otros vehículos, objetos, peatones.  El resultado del análisis de este radar y la cámara se integra con el GPS, la navegación y la información del tráfico en tiempo real, lo que puede llegar a permitir al coche ser completamente autónomo. La no existencia de los protocolos redundantes de seguridad suficientes lo convierten ahora en un sistema de seguridad activo que, desgraciadamente, no se puede incorporar a los anteriores Model S ya fabricados.

De momento las aplicaciones de esta conducción autónoma pueden ser el aparcamiento automático y la recogida de pasajeros en un lugar determinado, siempre que se haga en zonas privadas. Esta segunda operación puede ser incluso programable para que el coche realice la tarea cuando nosotros queramos. Aunque no se ha incorporado aún la carga inalámbrica, Elon Musk dejó esta puerta abierta. Para disfrutar de estas nuevas tecnologías hay que incluir un pack opcional que cuesta 4.250 dólares

tesla model s p85d

No es un nuevo modelo y no es más barato. De hecho esta nueva versión cuesta 14.600 dólares más lo que convierte un coche caro en un coche más caro. La denominación D estará disponible a partir de diciembre para la versión Performace (P85D) y ya se puede reservar en su web, pero también llegarán las versiones 85D y 60 D con 280 kW (376 CV-491 Nm) de potencia cada una y autonomías de 474 y 362 kilómetros

Aún así Tesla, una vez más, da un paso más allá situándose por delante de los demás y haciéndolo con el desparpajo y seguridad con el que siempre lo ha hecho.

 http://www.youtube.com/watch?v=FZ6lZJWL_Xk

Entrevista a Elon Musk en Usa Today

Fuente: Tesla y AutoblogGreen

Vídeo: Youtube (SlashGear)

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here