Mini ha cerrado el círculo. Su filosofía basada en el poder de la elección (The Power of Choice) ya tiene el elemento que le faltaba. A los Mini de combustión e híbrido enchufable se une ahora el Mini Cooper SE, esto es, la versión cien por cien eléctrica.

Mini nos ha invitado a ver y tocar una pre-serie del Mini Electric. De momento no hemos podido conducirla, lo que nos ha dejado un sabor agridulce. Porque sí, nos hubiera gustado arrancar el motor y ver si cumple las expectativas; pero, a cambio, hemos descubierto un montón de detalles con lo que este coche eléctrica pinta muy, pero que muy bien.

Dicen desde Mini que entre el modelo eléctrico y los de combustión hay hasta un 90% de similitudes. Miden lo mismo y la batería colocada en forma de T entre los asientos delanteros y traseros no le resta ni un centímetro de habitabilidad con respecto al Mini Cooper S de tres puesta (el eléctrico opta también por esta carrocería).

Los cambios en el exterior quedan subrayados en color amarillo o gris intenso que encontramos en la parrilla cerrada, el paragolpes trasero, el emblema Electric y la letra S que luce pintada en amarillo en la parte trasera y en los umbrales de las puertas.

Las llantas son exclusivas, de 16 y 17 pulgadas en función del acabado. Y lucen un marco también pintado en amarillo.

En el interior hay dos pantallas. Destaca la de 5,5 pulgadas colocada tras el volante, desde la que el conductor accede a información sobre la potencia utilizada y el nivel de carga. También actúa como velocímetro. Hay dos novedades más en el interior:

  • el freno de mano es ahora electrónico (no busques palanca)
  • con solo pulsar el botón se seleccionan los dos niveles de regeneración de la frenada que puede ser más o menos intensa

Hay otro botón que destacar: el que da paso a los diferentes modos de conducción. En el Mini Electric son cuatro:

  1. Sport
  2. Mid
  3. Green
  4. Green +. Este es el nuevo y está pensado para obtener la mayor eficiencia durante la conducción

También son cuatro los acabados disponibles:

  • S, con faros de LED, llantas de 16 pulgadas, servicios Connected Drive, volante de cuero, climatizador bi-zona y dos colores a elegir
  • M, suma al S, las llantas de 17 pulgadas Spoke Black, calefacción en los asientos delanteros, acceso confort, control de distancia para el aparcamiento y cámara de marcha atrás. La gama de colores crece a cuatro opciones.
  • L. En este escalón, a lo anterior suma los faros matriciales, los altavoces mejorados, Mini Head-Up Display y sistema de carga inalámbrica para smartphones.
  • XL. El acabado más completo luce llantas de 17 pulgadas y dos tonos y techo de cristal panorámico.

Hasta 234 km de autonomía

El Mini Cooper SE utiliza una batería de celdas de ión-litio compuesta por 12 módulos con una capacidad total de 32,6 kWh. De acuerdo con las pruebas en ciclo WLTP, esta le conceden una autonomía de hasta 234 km.

El motor eléctrico es de 184 CV y tiene 270 Nm de par. En todos los modos de conducción la velocidad máxima es de 150 km/h. En cuanto a la aceleración, necesita 7,3 segundos para pasar de 0 a 100 km/h.

Todos los acabado llevan de serie carga rápida. En función del conector utilizado los tiempos de carga para el 80% de la capacidad de la batería quedan así:

  • 12 horas para carga doméstica de 1,3 kW
  • 2,5 horas en wallbox de 11 kW
  • 35 minutos para carga rápida de 50 kW

¿Y los precios?

La hoja de ruta del Mini eléctrico fija noviembre como fecha de inicio de producción y el 7 de marzo para la entrega de las primeras unidades.

Mini abrió hace semanas el plazo de pre-reserva y dice que ya tiene 50 reservas cerradas. El plazo para ser de los primeros en tener un Mini Cooper SE finaliza el 31 de octubre.

Para hacer una reserva hay que abonar 1.200 euros (que se recuperan en caso de cambiar de opinión). A cambio, además de ser de los primeros de la lista tanto en recibirlo como en probarlo, Mini regala el wallbox y permite incluir la instalación en las cuotas de financiación (si se opta por este sistema de pago).

Los precios del Mini Electric quedan de este modo:

  • 33.950 euros para el acabado S
  • 36.500 euros para el acabado M
  • 39.000 euros para el acabado L
  • 41.000 euros para el acabado XL

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here