BMW potenciará su gama ‘I’

0
435

Hace un par de semanas saltó a la luz la posible inversión de 3.000 millones de euros por parte de BMW para su programa de coches eléctricos. Aunque no hay confirmación de la cifra por parte de BMW la intención del fabricante alemán está claro que lleva esa dirección. 

Un portavoz de la marca declaró que la cifra era un poco alta y que había sido obtenida de un análisis realizado por la consultora Crédit Suisse, no directamente de BMW.

El anuncio del esperado BMW i3 es la prueba de ello. Y que BMW ha decidido ser una marca puntera en el sector está cada día más claro. Probablemente en esta estrategia tengan mucho que ver las normativas ambientales de la Unión Europea que obligan a la reducción de las emisiones. De momento la media impuesta es de 130 g/km, pero en 2025 podría ser que estuvieran entre 95 y 68 g/km.  BMW tiene que reducir las emisiones medias de toda su gama de los 144,8 gr/km actuales a los 138,4 en 2015. Estos números están referidos a la media de todas las marcas del grupo (BMW, MINI y Rolls Royce) lo que exigirá que los avances para una se transfieran a las otras. La reducción de las emisiones de los coches de combustión, con tecnologías dirigidas a conseguir la máxima eficiencia, no serán suficientes si los límites siguen bajando y la única forma de conseguirlo es recurriendo al coche eléctrico o al híbrido enchufable.

image004

Gama BMW i

Harald Krueger, director de producción de BMW, declaró que “BMW tendrá éxito con los i3 e i8 y que ganará dinero con cada modelo vendido”.

bmwiintNinguna marca fabrica un coche para perder dinero con él, aunque inicialmente pueda darse esta situación.  No serán coches baratos pero tampoco buscan ser los más vendidos. Son coches especiales para un comprador especial. En este caso, mucho más que en cualquier otro, necesitarán darse a conocer al público en general. En este caso la campaña de marketing debe ser potente, estudiada y muy bien dirigida. Cada coche que circule por la calle será la mejor publicidad que se le pueda hacer.

Como ya informamos en su día, el primer paso de BMW será el i3, un coche eléctrico que, opcionalmente, podrá montar un extensor de autonomía. Posteriormente se anuncia la salida del i8, un deportivo con un consumo y unas emisiones de un utilitario. Aunque aun está en fase de desarrollo y no es inminente su salida supondrá toda una revolución en su segmento. El i8 será un híbrido enchufable. Montará el sistema propulsor del i3 en su eje delantero y un motor de tres  cilindros en el trasero que le aportarán una potencia total de 354 CV (260 kW) y más de 300 Nm de par. La aceleración que consigue de 0 a 100 km/h es inferior a cinco segundos y el consumo en ciclo europeo se queda en 2,7 litros a los 100 km. Su autonomía eléctrica será de 35 km y su batería de ion-litio se podrá recargar en cualquier enchufe casero. Los pesos y la geometría del coche están muy estudiados, con el motor eléctrico delantero, el térmico trasero y las baterías en la zona central, logrando un centro de gravedad equilibrado y muy bajo con una distribución de pesos del 50/50.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here