Las ayudas en EEUU podrían subir a 10.000 dólares

0
350

El nuevo plan de reducción de la dependencia de los combustibles fósiles presentado por Obama incluye un incremento de las ayudas a los vehículos eléctricos que podría llegar hasta los 10.000 dólares que serían descontados directamente en el precio.

Según informa The Detroit News parece que el presupuesto de la casa Blanca presidida por Obama tiene intención de seguir favoreciendo los coches ecológicos en su país. El presidente quiere aprobar una medida mediante la cual se incremente la ayuda federal a la compra de 7.500 dólares hasta los 10.000 e incluir en ellas, además de a los eléctricos e híbridos enchufables, a los propulsados por gas. A estas ayudas hay que añadir las que ofrecen algunos de los estados con lo que estas podrían alcanzar hasta los 12.500 dólares.

Además el incentivo incorporaría una ventaja más y es que lo que hasta ahora era un crédito fiscal con el que se “hacían las cuentas” a la hora de pagar los impuestos anuales el incentivo se haría realidad en el momento de la compra en forma de descuento en su precio, tal y como se hizo en España el año pasado y seguramente se hará en este, aunque, de las cuentas con hacienda, nadie se libra. A pesar de que Obama ya ha intentado aprobar estas medidas en el pasado de momento no ha podido lograrlo.

La propuesta de presupuesto incorpora otras disposiciones para incentivar a los estados a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, como el ofrecimiento de créditos fiscales a los productores de energía solar y eólica o el aumento de la dotación para investigación sobre la energía renovable, algo necesario si tenemos en cuenta el descenso del precio del petróleo y por tanto de los carburantes más contaminantes.

En Estados Unidos enero tampoco es un buen mes para la venta de coches eléctricos e híbridos enchufables, como lo demuestran los datos de enero, aunque luego suele recuperarse para llegar, como ocurrió el año pasado, hasta la cifra de casi 120.000 unidades.

Este plan financiero tiene que pasar todavía por el Congreso que está controlado por los republicanos por lo que parece poco probable que sea aprobado y llevado a la práctica tal y como está planteado ahora sin que, al menos, sufra más de un cambio antes de convertirse en realidad.

Fuente: autoblog

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here