Tesla Roadster en una instalación de recarga solar
Tesla Roadster en una instalación de recarga solar

La mayoría de los usuarios de vehículos eléctricos se convierten en expertos en el uso de la energía y  en ciudadanos preocupados por su procedencia, que no conciben el despilfarro que nos hemos permitido hasta ahora.

Sin emisiones, sin ruido, más barato

La tecnología eléctrica de los coches eléctricos les permite desplazarse sin emitir una sola partícula contaminante al aire, sin hacer ruido y por mucho menos dinero de lo que costaría moverse utilizando un combustible fósil. Todas estas bondades de la movilidad eléctrica la convierten en una tecnología superior que, una vez superadas las barreras de la autonomía y los tiempos de carga, debería tener el camino despejado para imponerse.

Pero todo esto no tendría sentido si no fuésemos conscientes de donde proviene la energía que consumen estos vehículos. Esta variable no es siempre controlable por los usuarios. En muchos casos depende de la zona donde vivan. Si es un país con una elevada producción de energía renovable y con políticas dirigidas a fomentarlas, el impacto ambiental del uso de eléctricos será muy inferior a si se vive en países en los que la producción energética se basa en combustibles fósiles. Estos coches no contaminan de forma local pero sí contribuyen a la emisión, en el lugar de producción de la energía, de gases de efecto invernadero y nocivos que están causando estragos en el clima de nuestro planeta.

Presentación del Tesla Model 3 en Los Ángeles
Presentación del Tesla Model 3 en Los Ángeles

Ciudadanos concienciados

Por eso es muy importante un efecto que se produce sobre los usuarios de los coches eléctricos: su mayor concienciación sobre la procedencia de la energía con la que cargan sus baterías. Esta alfabetización que se produce es una parte fundamental al convertirse en ciudadanos responsables preocupados por la eficiencia energética, el cuidado del planeta y la protección de la salud. Una actitud que se traslada a otros ámbitos de su vida.

El vehículo eléctrico es como un caballo de Troya para la alfabetización de energía

Nancy Pfund de la firma de capital de riesgo DBL Partners, se dio cuenta de este fenómeno hace años en Estados Unidos con la llegada de Tesla y la energía solar para todos. Cuando una persona compra un vehículo eléctrico se vuelve más consciente de cómo se genera la electricidad y es más probable que se preocupen por ello. Una circunstancia que influye sobre sus decisiones energéticas a todos los niveles.

Una población más comprometida demandará más opciones de energía

Colin McKerracher analista de Bloomberg New Energy Finance, opina que la gente prefiere disponer de tecnologías que se ajusten automáticamente a su consumo de electricidad, para evitar tener que controlarla ellos mismos. Sin embargo, quien va más allá y compra un vehículo eléctrico es más propenso a tener un interés por el impacto ambiental que provocan otros ámbitos de su vida.

recarga renault zoe

Nuestra experiencia

Un efecto colateral que ya no tiene sentido

Desde movilidadelectrica.com hemos llegado a esta misma conclusión. Los usuarios de vehículos eléctricos en su gran mayoría han incrementado su preocupación por el consumo energético, en parte por su propio control económico y en parte porque su concienciación medioambiental se ha convertido en su prioridad, trasladándolas a otros ámbitos de su vida como el consumo responsable de agua o el  reciclaje.

De los ciudadanos debe partir la conciencia de que lo que hemos hecho hasta ahora puede considerarse un mal menor. Nos hemos permitido envenenar nuestro aire y maltratar nuestro planeta como un efecto colateral del progreso. Pero la tecnología no está demostrando que este sacrificio no es necesario y que ya va siendo hora de abandonar antiguas tecnologías y fomentar las nuevas, aunque inicialmente, conlleven un coste económico superior. La inversión es en la vida de nuestros hijos, ¿qué mejor inversión?


Gonzalo García Martínez - Quiénes Somos - Movilidad EléctricaGonzalo García Martínez

Redactor jefe de movilidadelectrica.com

3 Comentarios

  1. Desconozco otros países, pero en España te puedes cambiar a una comercializadora de electricidad que te garantice que el origen de la energía es 100% renovable, de ese modo, junto con el coche eléctrico, cierras el círculo de la movilidad sostenible.
    Además, si te vas de las comercializadoras de las 3 grandes empresas, les estarás quitando parte del pastel del oligopolio que tienen.

  2. Muy interesante pero el principio del artículo tiene una apreciación que al final del mismo afina y acierta:
    Me refierro a que “se vende el VE como el medio de transporte con energia limpia y más barata”.
    Creo que es una publicidad que le compromete y va en contra de él mismo.

    Actualmente, el que se compra un VE tiene una inversion inicial mayor que el térmico, y el que se lo compra, no es una decisión de economía, sino de conciencia por el medio ambiente.

    No sé si en un futuro, con las renovables, esto cambiará….
    Hoy por hoy, incluso la energía hidroeléctrica (tb renovable y con la inversion inicial mas que amortizada) hay que seguir pagándola….
    Mientras no nos concienciemos que reciclar vidrio(*), usar papel reciclado, plásticos, hierros (*) etc, y usar energias limpias, etc (y otras estrategias ecológicas) , son más CARAS, pero son MEJORES para el medio ambiente, y por ende, para el planeta y para nosotros no habrá el “boom de politica medio ambiental “ que el planeta necesita…
    Creo que los costes para el mundo se cifran en cientos de miles de millones de euros, pero hay que empezar YA a gastarselos…Cambiando el modelo de fuentes energeticas y de transporte…
    Eso sí, otras emisiones, como las de las vacas y los cerdos, no las podemos evitar —;-)

    (*) Bueno, de aquí sí se saca buena tajada…

    • Aunque lo que dices de que la inversión inicial es más fuerte, sigue pudiendo compensar igual frente a un motor de combustión.
      El coste operativo por km recorrido de un motor eléctrico, no menos de la mitad comparado con el de un motor térmico (gasolina o diésel). Por lo tanto, si haces los suficientes km al año, se compensa de sobra el mayor coste inicial. Si haces muy poquitos pues de momento no, de momento.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here