La pila de combustible SOFC en la Nissan e-NV200
La pila de combustible SOFC en la Nissan e-NV200

La pila de combustible SOFC ha sido montada sobre una e-NV200 eléctrica que sirve como vehículo de demostración de esta tecnología capaz de alcanzar hasta los 600 kilómetros de autonomía con mínimas emisiones de CO2.

Los JJ.OO. de Rio de Janeiro, escaparate de Nissan y la movilidad eléctrica

Nissan está utilizando los Juegos Olímpicos que se celebran en Río de Janeiro como escaparate para mostrar sus tecnología en movilidad eléctrica. Al recientemente anunciado BladeGlider se une ahora el primer prototipo de vehículo impulsado por pilas de combustible de óxido sólido (SOFC), por sus siglas en inglés).

Esta tecnología fue anunciada a mediados de junio todavía en fase de investigación. Nissan aseguró en ese momento que dispondría de coches preparados con ella en agosto. Se basa en un generador eléctrico SOFC que genera electricidad a partir de la reacción del oxígeno con diversos combustibles como el etanol o agua mezclada con etanol, con muy bajas emisiones de CO2, que formarán parte del ciclo de carbono natural.

Nissan e-NV200 movida por la pila de combustible SOFC
Nissan e-NV200 movida por la pila de combustible SOFC
Como obtener el etanol
Los combustibles de bioetanol se producen principalmente con caña de azúcar y maíz, cosechas fáciles de conseguir en América del Norte y del Sur, cuyos países disponen de una infraestructura ampliamente desarrollada. Gracias a la disponibilidad del etanol y el reducido grado de combustión de la mezcla de etanol-agua, el sistema no depende excesivamente ni se ve restringido por la infraestructura actual de recarga y, por tanto, la introducción en el mercado resulta sencilla. Es posible que en el futuro los usuarios puedan ir a comprar el combustible en las tiendas de barrio.

El vehículo que presenta Nissan en Brasil en una furgoneta e-NV200 que incorpora un tanque de etanol de 30 litros de capacidad, una pila de combustible SOFC de 5 kW de potencia y una batería de 24 kWh y capaz de recorrer 600 kilómetros con una sola carga de etanol.

Los costes de funcionamiento serán muy bajos a la par de los que tienen hoy en día los vehículos eléctricos y con la ventaja de tiempos de repostaje muy cortos.

Esquema de funcionamiento de la célula de combustible de óxido sólido (SOFC)
Esquema de funcionamiento de la célula de combustible de óxido sólido (SOFC)

En el futuro, la pila de combustible de bio-etanol será todavía más fácil de usar. El agua mezclada con etanol es más fácil y más segura de usar que la mayoría del resto de combustibles. Dado que no es necesario crear nuevas infraestructuras, ofrece muchas posibilidades para impulsar el crecimiento del mercado

Carlos Ghosn, Presidente y CEO de Nissan

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here