Un nuevo concepto de vehículo eléctrico puede dinamizar el mercado

0
294

Personal Mobility Vehicle, o PMV es como Toyota acaba de denominar al nuevo tipo de vehículo eléctrico que ha lanzado al mercado. Un triciclo con carenado cubierto para dos ocupantes en tándem, que puede moverse por entornos urbanos con una autonomía de 50 km con una sola carga.

El Toyota i-Road ha sido presentado en el Salón del Automóvil de Ginebra 2013 como una nueva forma de transporte para recorridos cortos. De hecho, el fabricante propone el uso del vehículo convencional hasta los nodos de transporte del perímetro urbano, y desde allí cambiar al uso del i-ROAD para completar el recorrido y moverse por el centro de la ciudad. El car sharing podría tener en este tipo de vehículos una buena alternativa de servicio.

Tecnología “Active Lean”

El fabricante japonés ha incorporado a este vehículo la tecnología de inclinación activa que incorpora un motor y un engranaje de inclinación montados sobre la suspensión delantera, y conectados mediante una horquilla a las dos ruedas delanteras. Una ECU calcula la inclinación necesaria en función del ángulo de la dirección, el sensor de giroscopio y la velocidad del vehículo. Luego, el sistema mueve automáticamente las ruedas hacia arriba y hacia abajo en sentido opuesto, y aplica un ángulo de inclinación para contrarrestar la fuerza centrífuga del viraje.

Con un ángulo de giro mínimo de solo 3,0 metros, el sistema también entra en funcionamiento cuando el vehículo se desplaza en línea recta por una superficie poco uniforme, de forma que el sistema de inclinación compensa automáticamente los cambios de la superficie de la vía para mantener el nivel de la carrocería.

El sistema ‘Active Lean’, que no precisa de ninguna habilidad de conducción especializada, ofrece una experiencia de conducción única con toda la intensidad de una motocicleta y sin necesidad de que el propio conductor estabilice el vehículo en las maniobras a baja velocidad o en parada.

Dado que el sistema ‘Active Lean’ elimina la necesidad de que el conductor baje los pies a la superficie de la vía en ningún momento, la carrocería del TOYOTA i ROAD puede ser cerrada, hermética y más segura. Esto supone que el conductor no necesita casco, y que puede disfrutar de todas las comodidades de un coche de 4 ruedas, pero con unas dimensiones mucho menores. Los 2 350 mm de longitud, 1 445 mm de altura, 1 700 mm de distancia entre ejes, y una anchura de 850 mm, le permiten circular en áreas congestionadas como si de un ciclomotor se tratara.

Sistema eléctrico

El i-ROAD incorpora una batería de ion-litio que impulsa dos motores eléctricos de 2 kW montados en las dos ruedas delanteras. La enérgica aceleración se combina con un funcionamiento silencioso y una autonomía de 50km. La recarga se puede efectuar con una toma de corriente doméstica convencional en apenas 3 horas.

banner-corp728x90

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here