Toyota reducirá en un 90% las emisiones de CO2 de vehículos nuevos para 2050 respecto a las de 2010

0
977

La preocupación por el cambio climático y por el medio ambiente se extiende por todos los sectores de la economía, y el sector automovilístico también es sensible al cambio de mentalidad en la sociedad. Por eso, Toyota acaba de anunciar el lanzamiento de su ambicioso Sexto Plan de Acción Medioambiental, que se aplicará desde abril de 2016 hasta finales de marzo de 2021.

Una oleada de ecologismo y sostenibilidad se extiende en el sector automovilístico mundial. Por el momento, Toyota ya ha anunciado su Sexto Plan de Acción Medioambiental cuyos pilares principales son reducir en un 90% el promedio global de emisiones de CO2 de vehículos nuevos para 2050 en comparación con su promedio global en 2010, lograr emisiones cero de CO2 en sus fábricas desarrollando e introduciendo tecnologías bajas en CO2 y adoptar fuentes de energía renovables así como profundizar en la tecnología del hidrógeno.

Según ha asegurado la compañía, “ante desafíos planetarios clave como el cambio climático, la escasez de agua, el agotamiento de recursos y la degradación de la biodiversidad, el Desafío Medioambiental de Toyota 2050 aspira a reducir el impacto negativo de la fabricación y conducción de vehículos en la medida de lo posible”.

Objetivos Medioambientales

En relación al vehículo eléctrico, Toyota se ha propuesto el Reto de cero emisiones de CO2 en vehículos nuevos. Planea alcanzar unas ventas anuales en todo el mundo de más de 30.000 vehículos eléctricos en torno al año 2020. En Japón, prevé vender al menos 1.000 vehículos eléctricos al mes, lo que le situaría en más de 10.000 al año, además de vender 1,5 millones de híbridos al año y 15 millones de híbridos acumulados para 2020.

Su segundo reto, el Reto cero emisiones CO2 en el ciclo de vida, tiene como objetivo eliminar completamente todas las emisiones de CO2, incluidos materiales, piezas y fabricación, del ciclo de vida de los vehículos, al igual que para sus fábricas, donde pretenden alcanzar cero emisiones de CO2 en 2050.

El tercer reto es para sus fábricas, el Reto de cero emisiones de CO2 en las fábricas, con lo que recortará las emisiones de CO2 por vehículo asociadas a procesos de fabricación en nuevas plantas y nuevas líneas de producción a cerca de la mitad de los niveles de 2001 para 2020, y a alrededor de un tercio hacia 2030; utilizando energías renovables y métodos de producción a base de hidrógeno para eliminar completamente las emisiones de CO2 para 2050.

De hecho, asegura que utilizará energía eólica producida localmente para su planta de Tahara en 2020, así como asegurar que las emisiones de CO2 asociadas a procesos de producción por vehículo fabricado en su nueva planta de México sean al menos un 40% inferiores a los niveles mundiales que tenían en 2001 cuando la planta empiece a funcionar en 2019. Por último, ha proyectado utilizar electricidad procedente de energías renovables producida localmente en su totalidad en sus plantas de Brasil a partir de 2015.

Su cuarto objetivo es el Reto de reducir al mínimo y optimizar el uso de agua, por lo que realizarán una gestión eficaz de aguas residuales y reducirán al mínimo el consumo de agua, teniendo en cuenta las condiciones de cada país y región.

Sus dos últimos objetivos están relacionados con enriquecer la vida de las comunidades, el Reto de construir una sociedad y sistemas basados en el reciclaje y el Reto de construir una sociedad futura en armonía con la Naturaleza.

Vehículos de hidrógeno

Otro de sus objetivos es desarrollar el vehículo de hidrógeno, por eso, Toyota desarrollará tecnologías de fabricación que empleen el hidrógeno como fuente de energía, y empezar a probarlas en líneas de producción de FCV hacia 2020.

En su plan se incluye lanzar el Mirai, a base de hidrógeno, en Japón, y después en Europa y Estados Unidos; además de colaborar con otros fabricantes de automóviles y con los gobiernos y compañías de infraestructuras todo el mundo para respaldar el desarrollo de una infraestructura de hidrógeno.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here