Toyota lanza su modelo de pila de combustible

0
584

 

Toyota ha anunciado el lanzamiento del Mirai para el próximo 15 de diciembre en Japón. El modelo de tecnología de hidrógeno y potencia de 145 CV tendrá una autonomía similar a un vehículo de combustión y un tiempo de repostaje de 3 minutos. En Europa aún tendremos que esperar hasta septiembre de 2015.

La apuesta de Toyota hacia el sistema de pila de combustible puede ser considerada arriesgada por un mercado en el que el vehículo eléctrico se ha decantado por la batería recargable de litio. Sin embargo muchos son los que tacharon la tecnología híbrida de Toyota como de suicida y ahora dominan el mercado mundial de ventas de ese sector.

Así, Toyota anuncia su Mirai como el “inicio de una nueva era en la automoción” basada en el uso del hidrógeno para generar electricidad. El hidrógeno puede ser generado a partir de una amplia variedad de recursos naturales y de agua, empleando energía renovable. Su mayor compresión ofrece mayor densidad que las baterías y es relativamente fácil de almacenar y transportar. Para Toyota, los FCV (Vehículos de Pila de Combustible según las siglas en inglés), pueden contribuir a acelerar la diversificación energética. 

toyota mirai

Lanzamiento en Europa

La marca japonesa lanzará su Mirai en Alemania, Reino Unido y Dinamarca en 2015, y a otros mercados no llegará hasta 2017. El volumen de producción será de 50-100 vehículos anuales y su precio para el mercado alemán será de 66.000 € + IVA. 

Datos técnicos

El Toyota FC Stack es el sistema de pila de combustible de la marca nipona. Gracias al mismo, el Mirai desarrolla una potencia máxima de 114 kW (155 CV DIN) y su eficiencia ha mejorado por el uso de canales de flujo de malla fina 3D4, que aseguran la generación uniforme de electricidad en la superficie de las celdas. Su densidad energética es de 3,1 kW/L, que supone 2,2 veces más que el modelo anterior. Toyota ha conseguido crear un convertidor de alta eficiencia que aumenta la potencia generada por el sistema Toyota FC Stack hasta los 650 voltios. Esto ha permitido reducir las dimensiones del motor eléctrico y el número de celdas con el consiguiente ahorro de costes.

Los depósitos son de plástico reforzado con fibra de carbono y aguantan una presión de 700 bares.

Seguridad

Un vehículo de hidrógeno debe asegurar las pérdidas que se produzcan y Toyota ha desarrollado sistemas de detección y válvulas de seguridad. No obstante los depósitos están situados fuera del habitáculo con lo que el hidrógeno se disipa fácilmente. También se ha pensado en la seguridad en caso de impactos y se le ha dotado de una estructura que dispersa y absorbe con eficiencia la energía en caso de impacto entre varios componentes.

Diseño exterior

El diseño exterior no es demasiado atractivo para los gustos europeos. Su parrilla frontal está diseñada para dejar pasar el aire para el suministro de oxígeno y para la refrigeración del sistema.