Toma de contacto Volkswagen e-Golf

0
525

Volkswagen apuesta firmemente por la movilidad eléctrica. Este hecho lo demuestra el que haya convertido a la electricidad a su buque insignia, el Golf, y que pretenda hacer de él todo un símbolo de su eslogan “Think Blue”. Nos damos una vuelta en él para conocerlo un poco mejor.

Nuestra unidad de prueba era la única de color negro que Volkswagen había habilitado en el evento de presentación de sus coches eléctricos que realizó en Madrid los días 11 y 12 de octubre. Al igual que en su hermano híbrido, el GTE, sus diferencias estéticas están en los detalles azules de la calandra, los faros y los anagramas, así como las luces diurnas led en forma de “C”. Las llantas de aleación ligera de 16” Astana son exclusivas de este modelo y sobre ella se monta un neumático especial cuya resistencia a la rodadura está optimizada para aumentar la eficiencia.volkswagen e-golf madrid - 350

Los pilotos traseros también están formados por lámparas led, incluidas las luces que iluminan la matrícula. Un pequeño alerón trasero sobre el cristal posterior le da mayor estabilidad, mejorando la aerodinámica y ofreciendo un empuje descendente adicional.

Mecánicamente el e-Golf monta un motor eléctrico de 85 kW (115 CV) que con un par motor de 270 Nm que le permite acelerar de 0 a 60 km/h en 4,2 segundos y de 0 a 100 km/h en 10,4 y alcanzar una velocidad punta de 140 km/h. El consumo medio homologado es de 12,7 kWh/100 km que, con la batería de 24,2 kWh, puede llegar a recorrer 190 kilómetros con cada carga.

Su sistema de recarga es CCS-Combo 2 para recargar tanto en alterna como en continua. Los tiempos de carga oscilan entre las 13 horas de una conexión casera de 10 A hasta las 8 horas con un wallbox que admita hasta los 16 A. En corriente continua el e-Golf puede llegar a recuperar el 80% de la carga en 30 minutos mediante los postes públicos de carga rápida.

volkswagen e-golf madrid - 700-2

Los acabados pueden incluir tapicería de tela o de cuero en tres colores diferentes y la pintura exterior se puede elegir de entre las diez posibilidades que ofrece el fabricante. Entre los equipamientos que se puede montar destacan el parabrisas calefactable que incrementa la eficiencia de la calefacción, el sistema de reconocimiento de señales de tráfico, el  Park Pilot (sistema de aviso mediante señales acústicas de presencia de obstáculos), el Park Assist (sistema de aparcamiento automático), la cámara de marcha atrás, el freno anticolisiones múltiples, el ACC y el Front Assis (sistema de crucero adaptativo y observación del entorno con frenada de emergencia), la protección proactiva de ocupantes, el sistema de detección de fatiga, el sistema de aviso de cambio involuntario de carril y además del navegador Discover –Pro y el sistema de gestión remota mediante la app Car-Net e-Remote.

Durante el pequeño test de ensayo que tuvimos la oportunidad de hacer pudimos comprobar el silencio y la sencillez de manejo de este coche, similar al resto de los eléctricos que hemos probado. El interior está realizado con materiales de buena calidad, con buenos ajustes y en él es fácil encontrar una posición de conducción cómoda rápidamente.

El cuadro de mandos del e-Golf ha sido convenientemente modificado para mostrar la velocidad, la carga de la batería y el potenciómetro, que nos indica en qué dirección  va la energía en cada momento. Como en todos los eléctricos las reacciones son muy vivas en la primera zona del recorrido del acelerador. Se pueden seleccionar 3 programas de conducción que permiten optimizar el consumo para incrementar en lo posible la autonomía. El programa de conducción NORMAL permite la utilización de toda la potencia del coche y el uso completo de la climatización. En el programa ECO la potencia baja a 70 kW (90CV) y el par motor a 220 Nm. Lo que se nota en un aceleración más lenta (13,4 segundos de 0 a 100 km/h) y en un velocidad máxima limitada a 115 km/h. En el programa ECO+ la climatización se apaga permitiendo únicamente la ventilación. La potencia se reduce a 55 kW (75 CV) y el par motor a 175 Nm lo que suponen 20,9 segundos para alcanzar los 100 km/h. La velocidad máxima se limita a 90 km/h.

volkswagen e-golf madrid - 700-1

Además de estos modos también se puede configurar la retención que ofrece el motor eléctrico y con ellos la regeneración de energía en frenadas y desaceleraciones.  Podemos seleccionar los modos D, D1, D2 y D3 en la primera posición de la palanca de cambios y un modo B, de máxima regeneración, en la segunda posición. En esta, y en la D2 y D3, las luces de freno se encienden automáticamente cuando se retira el pie del acelerador.

Os dejamos con un vídeo improvisado de la prueba. Agradecemos a Javier su ayuda con la cámara y con las explicaciones sobre el funcionamiento y las opciones del coche.

 

Galería de fotos del Volkswagen e-Golf en nuestro canal de Facebook

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here