Pantalla de información del Autopilot
Pantalla de información del Autopilot

Tesla prepara la versión 8.0 de su software que incorporará novedades importantes respecto al sistema de aviso y desconexión del Autopilot, previas a la llegada del sistema 2.0 con el que previsiblemente aumentará la funcionalidad y la seguridad.

Tras las informaciones e investigaciones sobre los accidentes sufridos por varias unidades del Tesla Model S y el Model X mientras viajaban con el sistema Autopilot conectado, Elon Musk basó su estrategia en la educación de los propietarios de sus vehículos, cómo y en qué condiciones deben utilizar el sistema autónomo y vigilado que ofrece Tesla. El Autopilot funciona como un sistema de seguridad que no sustituye al conductor cuando se activa sino que le ayuda a circular con mayor seguridad.

Nuevas restricciones en las alertas que no retrasarán el desarrollo del sistema

A pesar de esto Tesla incluirá nuevas restricciones en el software del Autopilot  para reducir el riesgo de accidentes similares a los ocurridos hasta ahora, todos ellos, por lo que parece, debidos a descuidos e imprudencias de los conductores. Desde Tesla se afirma que no van a retrasar el desarrollo del sistema, que recordamos que está en una fase beta de pruebas, puesto que no van a afectar a que el sistema sea utilizado con todas sus funcionalidades por los usuarios.

Accidente del Tesla Model X en Montana
Accidente del Tesla Model X en Montana

En la versión actual el sistema avisa periódicamente sobre la necesidad de mantener las manos en el volante, aviso que desaparece cuando este lo presiona con sus manos. En caso de responder al aviso el sistema permanece conectado. En cambio si se ignoran las alertas demasiado tiempo el sistema de desactiva. Según indica la propia Tesla, cuando el conductor no responde a los mensajes de alerta visuales y audibles  durante 15 segundos se inicia el procedimiento de desactivación del sistema. Se silencia la música y el vehículo comienza a disminuir la velocidad mientras continua avisando al conductor para que coloque las manos en el volante.

Los accidentes y sus causas
Tesla ha revisado los registros los accidentes en los que se han visto involucrados tanto el Model S como el Model X con el Autopilot conectado. En Pensiilvania el Model X había arrancado el procedimiento de desconexión 11 segundos antes de que se produjera el accidente. Algo similar ocurrió en el de Montana el mes pasado en el que el conductor ignoró varias veces los avisos del coche previos al impacto.

Versión 8.0. Así evoluciona el Autopilot

Nuevo sistema de avisos y restricciones al uso del Autopilot, con aumento de funcionalidades

La nueva versión del software de Tesla, la 8.0 que próximamente estará disponible para todos los coches va a dar un paso más allá en las alertas. Se añadirá una nueva restricción a aquellos conductores que ignoren sistemáticamente las alertas. Una vez que el sistema se desactive automáticamente por esta causa no podrá volver a conectarse hasta que se detenga y se ponga la posición ‘P-Park’ del selector de cambios.

Además de esta restricción Tesla va a incorporar importantes mejoras en el sistema para corregir las limitaciones del hardware en el caso de que el sol se encuentre frente a la cámara delantera y la confunda, algo que ocurrió en único accidente mortal ocurrido hasta ahora. También incluirá la salida automática de la carretera previa aprobación del conductor.

Menú de configuración de los sitemas incluidos en el Autopilot
Menú de configuración de los sitemas incluidos en el Autopilot

La nueva actualización 8.0 está siendo probada por un grupo exclusivo de conductores y permitirá mejorar la experiencia global del piloto automático en condiciones de tráfico. Cuando Elon Musk anunció el Autopilot aclaró que las limitaciones de hardware no permitirían un sistema de conducción autónoma hasta las versión 2.0, y se ‘limitaría’ a la ‘autodirección’ en carreteras, al aparcamiento completamente automático y a la función ‘Summon’ para aparcar el coche desde fuera de él con el móvil.

La nueva versión activará además la función de salida de la carretera sin tocar el volante, aunque Tesla insiste en que es conveniente mantener las manos en él, y activada mediante el accionamiento de la palanca del intermitente.

El piloto automático aprende de todos los vehículos equipados con el hardware de la flota de Tesla (unos 80.000 vehículos) mediante la construcción de mapas de alta precisión, que se refinan con el paso de cada vehículo y que se descargan en cada uno de ellos para ayudar al piloto a ubicarse en tiempo real y contrastar con la información de los sensores del vehículo, principalmente la cámara frontal y el radar. Cuanto más se desplaza la flota, más mejora el piloto automático.
Con el lanzamiento 8.0 y la salida automática, el piloto automático se acerca más a la visión de  Elon Musk de un sistema completamente autónomo. Aquí es donde entra en juego la versión 2.0 del Autopilot que implementará un nuevo juego de sensores con los que Tesla podrá liberar funciones autónomas y semi-autónomas más avanzadas.

Subida de precio

Durante la presentación de la nueva batería de 100 kWh del Model S y el Model X se anunció, de forma implícita, la subida de precio en 500 dólares de la opción del Autopilot, de 2.500 a 3.000 dólares, que es posible que sea debidas a las mejoras de hardware de las nuevas unidades, ya preparadas para la evoluciones del sistema.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here