Tesla ampliará la red de supercargadores

0
425

Tesla está empeñada en que sus clientes puedan utilizar su Model S como lo harían con sus  viejos coches térmicos. Y para conseguirlo anuncia la  ampliación de su red de supercargadores para cubrir todo Estados Unidos en 2015.

Las aguas de Tesla llevaban revueltas unos días con las declaraciones de Elon Musk a través de Twitter:  “There is a way for the Tesla Model S to be recharged throughout the country faster than you could fill a gas tank.” (“Hay una forma de recargar el Tesla Model S en todo el país más rápida que llenar el tanque de gasolina”). Por fin se ha resuelto el enigma. No habrá sustitución de baterías, de momento. No se han cerrado del todo las puertas a este sistema, pero la bancarrota de Better Place no es un buen augurio precisamente. La buena noticia es la gran red de supercargadores que cubrirá todo Estados Unidos en 2015. Además contará con la ventaja de que algunos de estos puntos podrán ser desconectados de la red general y alimentados mediante energía solar. El plan de expansión prevé que a finales de junio se tripliquen los existentes hoy en día y en un año la red cubra casi todas las poblaciones de Estados Unidos y parte de Canadá. Y, para hacer todavía más atractivo su uso, la energía repostada será gratuita.

La compatibilidad con estos cargadores será total para todos los modelos que presente la marca de ahora en adelante(El Tesla Roadster, que ya no está a la venta, no es compatible con estos supercargadores). El Model S lo es a partir de la batería de 60 kWh (recordamos que el modelo más bajo, el del 40 kWh de capacidad finalmente no se fabricará). Tesla no cierra las puertas a colaborar con otros fabricantes y que sus cargadores sean compatibles con otras marcas, y recuerda que las baterías deben estar preparadas para soportar la carga rápida sin que eso altere su vida útil. Entre las obsesiones de Tesla también está aumentar la potencia de carga desde los 90 kWh actuales hasta los 120 kWh, logrando completar la recarga en 20 minutos.

Todo esto refleja las intenciones de Tesla cuya finalidad es que sus clientes puedan hacer uso de sus coches como lo han hecho toda la vida: sin preocuparse por la autonomía. Además anuncian que los supercargadores también llegaran a Europa. De momento en julio llegará el Model S a los mercados donde los pedidos son importantes: Noruega, Suiza, Holanda y Bélgica. Luego llegarán los cargadores. ¿Habrá alguna regulación para ellos? ¿Será el inicio de una verdadera red de recarga? La movilidad eléctrica necesita este paso y el acuerdo de la industria automovilística para estandarizarla. El apoyo de la industria eléctrica y las administraciones también es imprescindible.

supercargadoresteslaint

Cualquiera consideraría  absurdo que sólo los coches caros pudieran repostar gasolina. Pues podríamos estar en ese caso con los eléctricos. Hay que ser realistas con Tesla. Actualmente fabrica un coche inaccesible para la mayoría de la gente. Su mercado son compradores que no tienen inconveniente en desembolsar  una gran suma de dinero por un coche. El sector necesita que Tesla baje a la tierra, y ya tiene en proyecto un segundo coche, el Model X, mucho más asequible que el S, e incluso Elon Musk ya ha hablado de convertirse en la competencia del Nissan Leaf con su siguiente modelo.

Desde aquí miramos con envidia cómo una empresa como Tesla que, con las cuentas saneadas, empieza a tener beneficios y puede plantearse vender sus coches en otros continentes, se implica totalmente en la expansión de la infraestructura de recarga y está constantemente aportando ideas y generando noticias, que no hacen otra cosa que poner la  movilidad eléctrica en primera línea de la actualidad. Para Tesla el coche eléctrico es real. ¿Porqué todavía hay quien se empeña en negarlo como si de un paranoia pasajera se tratara?

A continuación, el vídeo en el que Elon Musk anuncia la red de supercargadores

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here