Symbio FCELL lanza la Kangoo ZE H2

La Renault Kangoo ZE H2 de Symbio cuenta con una pila de hidrógeno que funciona como un extensor de autonomía para el vehículo y que además permite refrigerar la caja para el reparto de alimentos perecederos en las ciudades.

El diseñador y fabricante francés Symbio que ya contaba en su catálogo con la furgoneta e-NV200 modificada con un sistema de pila de combustible que ofrece para el servicio de taxi, con una autonomía de 500 kilómetros y repostaje en tres minutos, lanza ahora una versión de la Renault Kangoo ZE de hidrógeno que incorpora además una caja refrigerada.

Symbio ha dado a conocer su modificación de la Renault Kangoo ZE H2, basada en la versión Maxi, con la batería de 22 kWh, a la que ha añadido un sistema extensor de autonomía que funciona gracias a una pila de hidrógeno y que incorpora la refrigeración de la caja lo que le permite un uso intensivo en el reparto de última milla de alimentos refrigerados.

Precisamente Renault anunció en el pasado Salón del Automóvil de Bruselas la renovación de su furgoneta eléctrica a la que ha incorporado una nueva batería de 33 kWh capaz de ofrecer una autonomía real de 200 kilómetros (270 kilómetros en el ciclo de homologación NEDC) y que estará disponible en Europa en breve, ya que se anunció que llegaría a los concesionarios en la segunda mitad de 2017.

La caja está certificada por ATP FRA para el transporte de productos alimenticios perecederos y está fabricada en colaboración con el especialista de vehículos refrigerados Lamberet (que ya ofrece la Renault Kangoo refrigerada desde 2014). La temperatura interior puede regularse desde la cabina del conductor. Existen varios programas disponibles para establecer la temperatura óptima siendo posible hacer descender la temperatura hasta los 0º C en tan solo 30 minutos. La caja puede mantenerse refrigerada incluso cuando el vehículo permanece parado.

Renault Kangoo ZE H2 de Symbio
Renault Kangoo ZE H2 de Symbio

La Kangoo ZE H2 funciona como un extensor de rango

La autonomía que Symbio anuncia para este modelo ronda los 250 – 300 kilómetros. La Renault Kangoo Symbio H2 ofrece las mismas características que el vehículo eléctrico del que procede, pero el tiempo de recarga se reduce a cinco minutos, los necesarios para llenar su tanque de hidrógeno que tiene un capacidad de 1,78 kg a 350 bares o 2,08 kg a 700 bares. Además la batería original, de 22 kWh, permanece en su lugar y también puede ser recargada de la misma forma que en la Kangoo ZE original.

La Kangoo ZE H2 con las ventajas y las desventajas del hidrógeno

Esta modificación de la Renault Kangoo ZE tiene su utilidad para el reparto de alimentos en las zonas de tráfico restringido en las ciudades puesto que puede acceder a ellas y además beneficiarse  del aparcamiento gratuito en zonas de pago, es decir, mantiene todas las ventajas de los vehículos cero emisiones con una autonomía suficiente gracias al sistema eléctrico doble.

El gran inconvenientes son las escasas posibilidades de recarga de hidrógeno existentes. En Francia, donde se comercializará inicialmente, existen tan solo 20 estaciones, aunque la previsión que aumenten hasta 40 en 2018.

El otro inconveniente es el coste adicional que supone la pila de combustible. En Francia, gracias a las ayudas existentes el precio es de 27.000 € más el alquiler mensual de la batería.


Vídeo: Youtube (SymbioFCell)

 

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here