Saab vuelve al trabajo

0
357

Tras la quiebra de SAAB Automobile, el cierre de la fábrica de Trollhätan y la posterior compra por parte de NEVS,  se reanudan los trabajos para el lanzamiento de los modelos eléctricos de la marca.

En 2011 la situación económica de la empresa SAAB Automobile, propiedad de General Motors, obligó al cierre de la factoría sueca de Trollhätan. Tras meses de paros y negociaciones,  en las que GM intentó preservar los secretos comerciales y de producción, SAAB fue adquirida por el consorcio de capital chino-japonés, NEVS (National Electric Vehicle Sweden AB, formado por la compañía china de energías renovables National Modern Energy Holdings y el fondo de inversiones japonés Sun Investment),  cuyo objetivo es relanzar  de nuevo la marca esta vez como constructor de coches eléctricos.

Desde hace unos días los primeros trabajadores han regresado a la fábrica con el fin de poner a punto la línea  de producción, instalar mejoras y preparar la cadena para la salida de los nuevos vehículos. Nada que ver con los más de 3.000 trabajadores que SAAB tuvo en su apogeo, hace una década, pero es un buen indicador de que las cosas están volviendo a su cauce.

Modelos eléctricos

Saab ya había hecho sus pinitos en la movilidad eléctrica con el 9-3 ePower que se estrenó por primera vez en 2010 en el  París Auto Show. Está basado en el modelo Sport Hatch Wagon 9-3 de combustión.

Las características que este modelo mostraba eran: 137 kW (184 CV), aceleración de 0 a 100 km/h en 8,5 segundos y velocidad máxima 150 km/h. La autonomía declarada eran unos 200 km, gracias a un pack de baterías de ión-litio de 35,5 kWh de capacidad.

saabvuelve-INT

Aunque inicialmente parecía que el nuevo consorcio propietario de la marca quería centrase en los modelos eléctricos, su idea es que a partir de la plataforma Phoenix se puedan derivar vehículos de distinta naturaleza: híbridos, eléctricos o de combustión.

El primer proyecto de SAAB es una variante eléctrica del antiguo 9-3 que, por lo que parece, tiene destinada su producción al mercado chino.  El Ayuntamiento de Qingdao ha adquirido el 22% de la compañía para asegurarse, por un lado, la instalación de la factoría de la que saldrá el nuevo modelo y, por otro, poder disponer de la producción completa.

Esperamos próximamente nuevas noticias de SAAB del que esperamos que se convierta en un fabricante de coches eléctricos relevante.

Fuente: Saabsunited.com

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here