Ricardo de Lombas: “La energía eléctrica es por lógica la tecnología del futuro”

0
420

Los hábitos de movilidad están cambiando paulatinamente en nuestra sociedad y en PSA Peugeot-Citröen saben que hay que estar siempre atentos a estos cambios. Ricardo de Lombas, responsable de desarrollo de negocio de Vehículo Eléctrico en PSA Peugeot-Citröen nos da su visión del mercado en la siguiente entrevista.

Los fabricantes hablan de soluciones de movilidad más que de venta de vehículos

Sí, en PSA fuimos los primeros fabricantes que pusimos en práctica la idea de ser proveedores de soluciones de movilidad. A las opciones de venta hay que sumarles las de car sharing que empezamos a introducir en nuestros concesionarios en 2011 a través de Mu by Peugeot y próximamente a través de Multicity en Citröen. Estar atentos al mercado ha permitido a PSA ser la 1ª marca en ventas B2B.

Según algunos estudios los jóvenes ya no tienen entre sus prioridades la compra de un vehículo para sus desplazamientos. ¿Han notado este hecho?

Sí, pero es difícil determinar si es una tendencia del mercado o es una consecuencia del momento de crisis actual, de la misma forma que se han reducido los hogares multi-motorizados, o el número de desplazamientos con vehículo de empresa. Es cierto que el sector más joven de la población no tiene la dependencia sobre el vehículo privado que tenía antes, pero eso no significa que no haya una necesidad de transporte, sino que son más flexibles a la hora de elegirlo. Sí se puede considerar una tendencia el uso flexible de los medios de transporte en toda la sociedad. 

Así que ¿se puede hablar de una competencia entre distintos medios de transporte?

Por el momento, el vehículo privado es el que destaca más en cuanto a la libertad total de movimiento, bien sea privado o mediante uso compartido. Hay otras opciones como el mercado del scooter en el que estamos muy presentes, o el de la bicicleta, en el que también tenemos una buena representación. Sin embargo en España el uso de la bici está más ligado al ocio que al transporte. En cuanto al uso compartido de vehículos, el comprador español es muy emocional y su motivo de compra principal es la linea del coche sin darse cuenta de que tal vez llevar un coche de 4,5m al trabajo no sea funcional. Si esa tendencia se invierte y el comprador decide elegir un vehículo pensando en el día a día y que con los ahorros que se obtiene se puede alquilar un coche para cuando quiera ir de vacaciones, tenemos nuestra oferta de car sharing.

¿Cuál considera que será la evolución de la movilidad a medio y largo plazo?

Aunque no descartamos ninguna tecnología, cuando analizamos las diferentes opciones con la triple “A” (Accesible, admisible y asequible) nos encontramos que la energía eléctrica es por lógica la tecnología del futuro, ya que además cumple una función medioambiental en las grandes ciudades. El VE en este sentido deslocaliza la contaminación.

Sin embargo, para una electrificación completa del parque de automóviles aún falta mucho tiempo, y entretanto PSA trabaja sobre diferentes sistemas de hibridación que nos permitirán obtener reducciones muy importantes en el consumo y emisiones de nuestros vehículos en el corto y medio plazo:

hybrid air - 350

  • El Hybrid Air, nuestro híbrido de aire comprimido, que daría una solución industrialmente más barata y mecánicamente más sencilla, sobre todo para poder popularizar vehículos de bajo consumo y bajas emisiones. Hablamos de unas emisiones de menos de 70 gramos de CO2/km en vehículos del segmento B asociados a nuestro motor de gasolina tricilindrico de 82 CV, que estaría especialmente pensado para reducir las emisiones en las ciudades donde el porcentaje de tiempo en el que el vehículo se mueve por el aire comprimido es muy elevado, más del 60-70%. Esto lo pudieron comprobar una selección de periodistas europeos el pasado mes de julio en la prueba dinámica que se hizo en las calles de parís con una pequeña flota de 2008 adaptados a esta tecnología.
  • El hybrid-eco, un sistema híbrido en el que acoplamos un pequeño motor eléctrico de 10 KW alimentado por baterías de Li-ion de 48 v. Válido para motores gasolina y diésel de los segmentos B, C y D que nos permitirá obtener reducciones de un 15% en las emisiones de CO2.
  • El Hydole, nuestro prototipo de híbrido recargable que nos permitirá obtener emisiones por debajo de los 30 gr de CO2/km en motores gasolina y diésel.

Hay que tener en cuenta que es difícil que haya una revolución en la manera del pensar del cliente en cuanto a sus hábitos de conducción y por eso el híbrido puede ser una solución a las necesidades del cliente a corto plazo.

¿Tiene previsto PSA Peugeot-Citröen lanzar un VE de gama media similar a LEAF, ZOE, i3,…?

Por ahora no. Creemos que el Peugeot iOn y el Citröen C-Zero en Joint Venture con MMC es el tipo de vehículo que da respuesta a un mercado inicial, que es básicamente B2B, y a la vez muy urbano. Este modelo es un vehículo ágil, pequeño, muy duro y funcional. Lo enchufas en cualquier sitio y cargas sin problema. La autonomía responde a la que decimos que va a tener.

El desarrollo del mercado de VE hacia el usuario particular está marcado por un patrón que suele repetirse en productos novedosos. En nuestro caso estamos viendo cómo los vehículos que se han vendido en operaciones de renting se están recomprando tras 36 o 48 meses de contrato por un precio muy asequible. De esta forma comienzan a acceder los particulares al VE. Más adelante la tecnología hará que bajen los precios y puedan acceder otros particulares.

En PSA creemos que el primer mercado que se electrificará de manera más intensa es el del reparto ”de ultima milla”, aquel que se debe hacer en el centro de las ciudades y que las instituciones públicas están empezando a regular en muchas ciudades. Por eso hemos desarrollado nuestras furgonetas eléctricas Partner y Berlingo, producidas en exclusiva en nuestra fábrica de VIGO para todo el mundo.

¿Es necesaria la infraestructura de recarga pública?

No creo que una infraestructura de recarga normal sea fundamental, entendiendo el mercado del VE como un mercado B2B y en un entorno urbano. La realidad actual del VE lo convierte en un vehículo de nicho y vender este vehículo a una persona no adecuada es contribuir al fracaso. En cambio, las empresas que lo usan como un servicio adicional por la reducción de costes por aparcamiento, mantenimiento, o reducción de tiempos de trabajo, etc… sí se van a preocupar de tener una infraestructura de recarga apropiada.

En todo caso, facilitar una red de recarga pública ayudará al desarrollo del mercado, y creo que no podemos dejar de pedir a las instituciones que inviertan en la red de recarga, al menos en las ciudades.

¿Cuál es la clave para que haya un salto cuantitativo?

Por una parte la evolución de las baterías en cuanto a autonomía, pero nuestros técnicos no detectan una tecnología disruptiva para los próximos años, por lo que en un corto plazo el VE seguirá siendo un vehículo de nicho de mercado.

Por otro lado, la salida de la crisis puede hacer que las empresas mejoren su capacidad financiera y se planteen la renovación de su flota, sobre todo teniendo en cuenta que el TCO de un VE puede ser menor que el de un térmico, y porque todas las empresas tienen algún servicio que pueden realizar mejor con un VE que con otro tipo de vehículos.

En tercer lugar, la legislación puede hacer que el mercado cambie de la noche a la mañana. Por ejemplo permitiendo el acceso de VE a zonas restringidas al tráfico. Una decisión administrativa puede cambiar el mercado radicalmente.

Y hablando de la Administración, ¿Cómo influye en la evolución del mercado del VE?

Bajo mi punto de vista, dejar el desarrollo del VE a las administraciones locales no es la decisión más acertada. Es un mercado muy pequeño en el que cada ayuntamiento puede legislar libremente, y no me refiero a dónde instalar un punto de recarga, sino a cómo hacerlo o con qué tipo de conector. La no aprobación definitiva del borrador de la ITC/BT52 ha sido una desventaja.

En cuanto a las ayudas, consideramos fundamental el apoyo de la Administración porque revierte en beneficios económicos y medioambientales, pero los parones en la aprobación y gestión de las mismas no es el mejor escenario. Nuestra obligación como participantes en el mercado es recordarlo. Ellos nos piden que tengamos producto y que fabriquemos en España y lo estamos haciendo. Por otro lado, las propias administraciones deberían dar ejemplo y tener una gran flota de VE para sus labores de mantenimiento o de diversos servicios públicos.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here