Reciclado de neumáticos usados. Alternativas a la quema en cementeras

0
424

Un nuevo método de devulcanización consigue recuperar el 80% del caucho de los neumáticos usados. El método, investigado en la Facultad de Química de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) está pendiente de patente antes de ser lanzado comercialmente.

Los neumáticos usados son uno de los elementos más difíciles de reciclar por su tratamiento especial a la hora de su fabricación. Habitualmente son quemados en la industria cementera que requiere un alto grado de calor en sus procesos. 

El vulcanizado de los neumáticos influye positivamente en la durabilidad y resistencia al rozamiento con el asfalto. Su reciclado por tanto, requiere de un devulcanizado previo, para el que Juventino García Alejandre, universitario de la UNAM, ha desarrollado un proceso catalítico a base de níquel que separa el azufre y recupera el caucho de los neumáticos usados.

Según explica García Alejandre para la Agencia Iberoamericana para la Difusión de la Ciencia y la Tecnología, en el laboratorio se hace lo opuesto a la vulcanización para poder recuperar la materia prima lo más pura posible. La catalización mediante níquel supone un atajo químico que activa las moléculas del material consiguiendo su descomposición. La reacción obtenida es una mezcla de líquido y sólido que se filtra. En ese medio el caucho es soluble, así que se obtiene limpio y se puede reusar muchas veces. Además, el rendimiento es alto, pues de cada 100 gramos de llanta se recuperan 80 de caucho. El resto es azufre y otros aditivos.

Otros métodos

Existen otros métodos para el reciclado de neumáticos usados, como la tecnología Micronized Rubber Powder (MRP), que permite dar nuevos usos ecológicos a los productos de caucho que ya no tienen vida útil como, por ejemplo, los neumáticos viejos. Esta tecnología convierte el caucho de desecho en un polvo de elevadísima calidad que las empresas pueden utilizar para volver a fabricar productos de caucho iguales que los originales. La tecnología creada por Lehigh Technologies, basada en un molino criogénico, transforma el neumático de deshecho y el caucho post-industrial en un sustituto sostenible y más económico para los polímeros sintéticos y otros compuestos asociados al caucho, para utilizarlo en neumáticos y otros productos de caucho de alto rendimiento. La tecnología del molino criogénico pulveriza los materiales a escala micro. Este polvo se suministra a la industria manufacturera de productos avanzados, incluyendo neumáticos de alto rendimiento, caucho industrial, materiales de plástico para el gran consumo y el sector industrial, asfalto, recubrimientos y materiales de construcción.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here