Recarga de coches en movimiento

0
430

Una patente española permitiría la recarga de coches eléctricos en movimiento mediante un acelerador de masas circular, un sistema similar a un volante de inercia avanzado que permite multiplicar por cuatro la producción de energía eléctrica.

El gallego Héctor Campo, junto a un grupo de investigadores, ha desarrollado un prototipo funcional de este sistema que consiste en un volante de inercia mejorado. La inspiración surgió de la conocida fórmula de la relatividad de Einstein, E=mc2 (E=Energía, m=masa, c=velocidad de la luz al cuadrado). Al ser c un número enorme, existe una gran cantidad de energía almacenada en la materia.

Los volantes de inercia utilizados hasta ahora aprovechan esa inercia para almacenar energía cinética, continuando su movimiento cuando se para el motor que los ha hecho girar. El diseño del acelerador de masas circular parte de un concepto similar pero logra aumentar su velocidad gracias a los compensadores orbitales. Estos están formados por cápsulas tubulares dispersas que giran en torno a un eje.  De esta forma y gracias al diseño angular de la masa y el aro exterior se puede mantener la potencia. Este aumento de velocidad genera la energía que se obtiene de la suma de la masa del condensador, su velocidad de giro en torno al eje y la fuerza centrífuga resultante de este movimiento. Los compensadores orbitales son capaces de generar un vacío orbital a través de las cámaras de aire de cada cápsula, reduciendo la carga de trabajo necesaria para la producción de energía.

Los primeros ensayos se han hecho con grupos de 3 y 4 compensadores de 1 kilogramo de peso girando en un radio de 130 milímetros y a 3.000 revoluciones por minuto.

Con una inversión total de 20.000 euros y tres años de investigaciones el prototipo obtenido es capaz de suministrar más o menos cantidad de energía en función del tamaño y número de cápsulas, y su velocidad y radio de giro.

Aplicación a la movilidad eléctrica

Aunque el sistema podría ser aprovechado por muchos sectores industriales, Campos encuentra en la recarga de coches eléctricos en movimiento una de las aplicaciones más interesantes de su invento, puesto que se podrían recargar sus batería en marcha, mientras proporcionan un extra de potencia al vehículo. Para su implementación en este sector necesitarían realizar una serie de trabajos posteriores en el laboratorio que, en su opinión, no llevarían mucho tiempo.

Fuentes: el Confidencial (Teknautas) y arndigital.com

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here