¿Qué ocurrirá si en Noruega finalizan los incentivos a los vehículos eléctricos?

0
363

Los incentivos a la compra de los coches eléctricos en Noruega han dado tan buen resultado que el objetivo que se habían propuesto los gobernantes puede cumplirse dos años y medio antes de lo previsto. ¿Qué hará el gobierno noruego ante esta situación? Si se retiran ¿se mantendrán las ventas? 

Everything for Norway” es el lema noruego, el país de Europa  y del mundo en el que más ha evolucionado el vehículo eléctrico. Ya hemos hablado en otras ocasiones de los interesantes incentivos que permiten que un coche eléctrico sea más barato que uno de combustión y que un Tesla Model S o un Nissan Leaf se encaramen a los primeros puestos de las listas de ventas de turismos durante varios meses consecutivos.

En Noruega la electricidad es barata gracias a su gran producción hidroeléctrica. Esta es una de las razones que les llevó hace veinte años  a iniciar las políticas que animarían la compra de coches eléctricos. La exención del pago del IVA y el impuesto de matriculación y de circulación, el acceso libre al carril bus y zonas restringidas en las ciudades, el aparcamiento gratuito en zonas de pago de las ciudades y en parkings públicos, la exención de pago de las tasas de congestión, la exención de pago de peajes en la autopistas y una extensa red de recarga. En el lado opuesto la compra de un petrolero está grabada con impuestos muy altos. Estos incentivos estaban previstos para los primeros 50.000 compradores, que se estimó que se alcanzarían en 2018. Pero con el ritmo de ventas actual este objetivo se podría cumplir a mediados del año que viene, dos años y medio antes de lo previsto.

NORUEGA COCHES ELÉCTRICOS

Algunos cálculos indicaban que estas ayudas representaban aproximadamente 8.000 dólares por cada vehículo. El resultado es que hoy en día hay 21.000 registrados en todo el país lo que representa un 10% de las ventas totales de coches nuevos en Noruega. Si llevásemos esta cifra a un país como Estados Unidos serían más de 1,3 millones los coches eléctricos matriculados.

Si finalmente los incentivos son retirados al cumplirse los objetivos ¿qué ocurrirá con las ventas? ¿Se mantendrán? ¿Disminuirán? ¿Es únicamente la razón económica la que ha movido a los noruegos o han influido otros factores? Una vez interiorizadas las bondades de la movilidad eléctrica, ¿se olvidarán por razones económicas?

Fuentes: AutobloGreen y The Guardian

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here