Opbrid o la recarga rápida de autobuses mediante trole

0
365

La carrera por ver cual será la tecnología que dominará la movilidad urbana del futuro es apasionante y los autobuses urbanos son y serán los perfectos conejillos de indias para desarrollarlas. Las baterías eléctricas para este tipo de vehículos son muy grandes y muy costosas, pero… ¿y si las reducimos al mínimo y aumentamos su frecuencia de carga?

Esto es lo que han pensado algunas empresas del sector del almacenamiento de energía y más concretamente la granadina Opbrid, que ha ideado un sistema de carga rápida de autobuses mediante trole, similar al de los trenes eléctricos. Las barras de contacto se sitúan en el techo del vehículo y el trole o brazo de recarga, en las estaciones situadas al principio y al final de la ruta de los autobuses.

Suecia es por el momento su laboratorio principal. Allí se está testando el Opbrid Busbaar en algunos autobuses híbridos Volvo que utilizan este sistema de recarga rápida para utilizar el mayor tiempo posible la tecnología eléctrica.

Ventajas

 Según Torcuato, el responsable de ventas de Opbrid, la reducción del tamaño de la batería de un autobús eléctrico es clave en la disminución del coste del vehículo, tanto en el coste inicial de la batería, como en el del consumo por la disminución del peso del vehículo, como en la ganancia del espacio para los pasajeros. Con este sistema, una batería de 50kWh puede tener el mismo rendimiento que una de 350kWh. Esto es posible si recargamos la batería tanto al inicio como al final del recorrido de una línea de autobús por un tiempo no superior al 10% de su tiempo completo de servicio. Estamos hablando de 1,5 horas de carga en un horario de funcionamiento de 15h.

Autobuses híbridos

 Incluso para las tecnologías híbridas necesarias para rutas más largas, el sistema de recarga rápida Opbrid puede ser una buena solución para complementar de manera significativa el uso del diésel. Según el fabricante, los autobuses híbridos pueden duplicar el uso de la tecnología eléctrica si utilizan la recarga programada en sus rutas y por tanto reducir considerablemente su coste de operación y las emisiones de CO2.

El cargador rápido Busbaar puede ser compartido además por hasta 8 autobuses por lo que el coste de la estación de carga es muy bajo.

Proyectos

 Según nos comenta Opbrid, una vez efectuadas las pruebas, las próximas estaciones de recarga rápida serán instaladas en Umea, al norte de Estocolmo, en Belfast (Irlanda del Norte), y en el Intercambiador de La Zubia (Granada).

La empresa granadina diseña y fabrica el hardware en Granada pero encarga las piezas mecánicas.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here