Mercedes-Benz AMG Project ONE
Mercedes-Benz AMG Project ONE

El AMG Project ONE es un prototipo presentado por Mercedes-Benz en el Salón del Automóvil de Frankfurt  de un deportivo híbrido enchufable de dos plazas que incorpora una gran cantidad de soluciones tecnológicas de la Fórmula 1.  

Mercedes ya ha anunciado que este prototipo no formará parte de sus modelos de producción, aunque sí está preparado para pasar las pruebas necesarias para homologarlo en carretera. Cuenta con un chasis monocasco fabricado en fibra de carbono. Como en la Fórmula 1, las llantas, de aluminio forjado solamente incluyen una tuerca central y están diseñadas para reducir la resistencia aerodinámica y disipar el calor de los frenos.


En su interior hay espacio para dos personas sentadas en asientos tipo baquet fijados al chasis. La información se presenta en dos pantallas de 10 pulgadas, una tras el volante, que también se asemeja a los usados en la competición,  y otra en el centro del salpicadero.

Su propulsión híbrida enchufable está formada por un motor térmico de seis cilindros en V de 1,6 litros. Según Mercedes su eficiencia es del 40%, muy superior al de cualquier otro motor del mercado. Puede girar hasta a 11 000 rpm, algo menos que los motores que montan los monoplazas de la Fórmula 1, de manera que se aumenta su durabilidad y permite usar gasolina de 98 octanos. Está dotado de turbocompresor que mueve uno de los cuatro motores eléctricos de 90 kW (121 CV). Está situado en posición central y ofrece tracción al eje trasero con más de 670 CV de potencia.

Interior del Mercedes-Benz AMG Project ONE
Interior del Mercedes-Benz AMG Project ONE

Otro de los motores eléctricos se acopla al cigüeñal del motor de combustión y los otros dos restantes, cada uno de ellos de 120 kW (161 CV) se encargan de mover las ruedas delanteras, pudiendo llegar cada uno de ellos a 50.00 rpm. En total el sistema es capaz de desarrollar más de 1 000 CV de potencia y alcanzar una velocidad máxima de 350 km/h.

El motor eléctrico que mueve el turbo puede también recargar las baterías o hacer girar el motor eléctrico conectado al cigüeñal gracias al retraso de respuesta. Los dos motores eléctricos de las ruedas delanteras funcionan de forma independiente y mejoran la dinámica del vehículo pudiendo además recuperar el 80% de la energía de las frenadas, incrementando la autonomía eléctrica hasta los 25 kilómetros.

La batería de la que se desconoce su capacidad funciona a 800 V, el doble de lo habitual, que permite disminuir el diámetro del cableado y reducir el peso y el espacio. Está situada en el suelo del vehículo.

El sistema híbrido incorpora varios modos de funcionamiento, entre ellos uno eléctrico. El conductor puede decidir utilizar únicamente los motores eléctricos delanteros ayudados en momentos puntuales por el motor eléctrico del cigüeñal. Si la demanda de potencia es mayor o se agota la batería  arrancaría el motor térmico. En el modo de máximas prestaciones se capaz de alcanzar los 200 km/h en seis segundos.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here