Mark Gemmel: Falta conciencia sostenible para que explote la movilidad eléctrica

0
775

Mark Gemmell es un enamorado de la movilidad sostenible. Tener un vehículo eléctrico supone una forma de vida diferente, más si cabe cuando se posee un Tesla Model S en España, donde la infraestructura de recarga es mínima. En la siguiente entrevista, Mark nos cuenta sus avatares y lo que ha supuesto Tesla en su día a día. 

Cuando compró el Tesla Roadster se dio cuenta de que el vehículo eléctrico tenía todas las prestaciones de un coche de combustión pero que además le permitía no contaminar y reducir las emisiones. Le convenció el argumento. Sin embargo ya desde el principio, cuando tuvo que instalar un punto de recarga en su casa, vio que los instaladores no tenían aún mucha información.   Más tarde, ya con el Tesla Model S se decidió a viajar por España pero se encontró con que los hoteles no estaban preparados para recargas superiores a 3kW/h, donde lógicamente no es viable cargar un vehículo con el que consumes 15kW/h cada 100km. Sin embargo comenzó a hablar con los jefes de mantenimiento de los grandes hoteles (mayores de 100 camas) y encontró soluciones industriales aptas para este tipo de recarga más rápida. En realidad, este tipo de hoteles dispone de sistemas trifásicos de corriente para grandes grúas, camiones frigoríficos, etc… que pueden ser empleados para una recarga.

Este fue el comienzo de Drive & Dream, un proyecto con el que Mark se identifica plenamente. Drive & Dream te permite viajar por España con un vehículo eléctrico de grandes prestaciones haciendo turismo por rutas preestablecidas que te dan la posibilidad de parar para recargar siempre que lo necesites. En este proyecto Mark llegó a un acuerdo con Paradores de España para poder disponer de esos puntos de recarga, que sin ser rápida, te ofrecen al menos 22 kW/h.

Escocia

Próximamente Mark viajará a Escocia con su familia. Irá de Madrid a Bilbao haciendo escala en el Parador de Lerma, donde recargará. En Bilbao cogerá el Ferry donde tiene prevista otra recarga, y ya con la batería llena se dirigirá por la autovía principal de Reino Unido (oeste) hasta Escocia. En el camino se irá encontrando con áreas de servicio en las que podrá recargar pero en las que deberá echar unas horas. Mark se queja de que en Reino Unido están instalando estaciones de recarga inútiles ya que funcionan a 7 kW y no ofrecen una recarga rápida. No tiene sentido.

Implicación

Mark no trabaja para Tesla ni mucho menos. Informático de profesión y propietario de un Roadster y de un Model S, es en muchas ocasiones un buen puente entre los nuevos propietarios y la marca americana. Pero parece estar tan enterado de las noticias de Tesla que no podemos por menos que preguntarle.

entrevistamarkint

¿La tienda en España, para cuando?

“Veo muy difícil que se monte una tienda en España por el momento. La falta de interés mostrado por el público español hace que Tesla se esté fijando más en Francia, Reino Unido, Noruega, Holanda, Suiza e Italia.” Incluso para el mantenimiento de los vehículos por ahora un técnico se desplaza a España cuando tiene que hacerlo. Parece que el concesionario de vehículos de lujo C. de Salamanca tiene muchas opciones de ser el servicio técnico de Tesla en España, pero no antes de 2015. Así que para comprar un Model S se puede hacer únicamente a través de su web

¿Cuál es el futuro de Tesla a medio plazo?

El próximo paso seguirá siendo la fabricación de otro prototipo, el nuevo Model X, y en Europa tendremos que espera hasta 2015 para ver rodar alguna unidad. Para las versiones más populares, como el Model E, Tesla aún tiene que ir a una escala de fabricación mucho mayor, en la que el cuello de botella son las baterías. Para tener baterías suficientes hay que esperar a que se ponga en marcha la Gigafactory.

Otro de los condicionantes de un vehículo eléctrico Tesla para el gran público es el coste de las baterías. Se prevé que para 2020, el coste de la batería pueda pasar de los aproximados 20.000 euros actuales al entorno de los 3.000 euros y con una mejora de la capacidad de entre un 50% a un 100%. Esto supondría ya una total despreocupación por el impacto de la batería tanto en su autonomía como en la determinación con el precio.

La vida útil de la batería está entre 1.000 y 1.500 ciclos de carga/descarga. Si ando 200 km con cada carga, podré recorrer entre 200 y 300.000 km con ella con una seguridad de carga del 80%. Con las últimas investigación que utilizan diversos componentes químicos para reforzar el electrolito y nanocomponentes para aumentar la superficie del ánodo, se están consiguiendo baterías que tienen una vida útil muy superior a la vida de un vehículo, con lo cual pronto no será preocupante para su compra. No sabemos qué tecnología será la ganadora de esta carrera por el almacenamiento, pero lo que es evidente es que se está invirtiendo mucho dinero y hay mucha gente inteligente trabajando en ello.

¿Qué le falta a la movilidad eléctrica para su despegue definitivo en España? 

Creo que que el motivo principal es la poca sensibilidad sostenible que se tiene en España. No pienso que se vendan muchos más coches eléctricos en Holanda porque se disponga de un nivel de vida más alto, pero sí tengo claro que España tiene una gran capacidad de improvisación y de cambio abrupto de concienciación del público, y tal vez las ventas no se multipliquen por dos sino por mucho más llegado el momento. La chispa que hará explotar la demanda vendrá cuando el público se de cuenta de que mientras está pagando unos 10 euros de media por un recorrido de unos 100 km con un coche convencional, podría hacer lo mismo con unos 2 euros.

En cuanto al impacto que tendría en el sistema eléctrico, si todos los coches cambiaran de repente a eléctrico tan sólo supondría una sexta parte del consumo eléctrico total en España. Estamos preparados.

Sin embargo, Mark cree que para que ese boom se produzca falta aún mucha más información desde los medios y que los que ahora tienen el poder adquisitivo suficiente para emprender la compra, se decidan a hacerlo como obligación moral. Esto fomentaría las ventas y la oportunidad de negocio y las ganas del resto de marcas para hacer un vehículo eléctrico por pura economía.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here